Martínez de la Torre, Ver.- Ante aproximadamente 2 mil personas, entre ellas líderes de organizaciones, funcionarios de los tres niveles de gobierno, agentes y sub agentes municipales y distinguidas personalidades de la política local, regional, estatal y nacional; este fin de semana, el alcalde Rolando Olivares Ahumada rindió su “4º. Informe de Gobierno”.

En su mensaje, teniendo como recinto oficial el Teatro VAM, el munícipe destacó 760 obras y acciones en beneficio de los habitantes de Martínez de la Torre y una inversión de 1,652 millones de pesos (durante los cuatro años de gobierno), el presupuesto más alto en la historia de este ayuntamiento.

El circuito vial Los Olivos en un vivo ejemplo de la Transformación que se vive en Martínez de la Torre.

Entre porras y aplausos, Olivares Ahumada agradeció la confianza de los martinenses y reconoció el trabajo de todo su equipo de colaboradores, con quienes logró transformar a Martínez de la Torre, realizando 21 mil metros de calles construidas, 45 mil metros de caminos rurales rehabilitados, 120 colonias y 37 comunidades cien por ciento iluminadas, 37 mil metros de nuevos drenajes, 4 mil 450 hogares con nuevo piso firme. Es decir que se superó lo establecido en el Plan de Desarrollo.

En Villa Independencia se pavimentó la calle Primero de Mayo, por donde antes nadie podía caminar; gracias a esa gestión, los vecinos reconocieron el trabajo del gobierno de Rolando Olivares Ahumada.

“Cada esfuerzo, cada diálogo, cada gestión, cada día de esta historia ha sido importante para superar nuestras metas, la transformación no es un logro individual, es la suma de trabajo en equipo; hace cuatro años me dieron la confianza de ser su alcalde y les dije que no les iba a fallar. Hoy puedo verlos de frente y decirles, palabra cumplida”, agregó.

En el informe, el alcalde estuvo acompañado por su esposa, Esperanza Velázquez de Olivares, presidenta del DIF Municipal; la síndica Karla Estrada Gómez y los regidores, Nora González González, Gabriel Ruiz Flores, Arturo Botello Marín, Antonio Romano Santos y Hugo Contreras Ortiz.