La Universidad Veracruzana (UV) entregó, el martes 15 de diciembre, el reconocimiento al compromiso para el fortalecimiento académico Prodep 2015 a 877 catedráticos e investigadores destacados de las cinco regiones universitarias, con un llamado a hacer colectivos los logros individuales y a que la calidad que los distingue se vea reflejada en la formación de los estudiantes.

La ceremonia, encabezada por la rectora Sara Ladrón de Guevara y autoridades de esta casa de estudios, se llevó a cabo en la Unidad de Servicios Bibliotecarios y de Información (USBI) de Xalapa, enlazada por videoconferencia a las cuatro regiones universitarias.

Ahí, la Rectora de la UV manifestó su beneplácito por el acontecimiento, “en el que podemos reconocer y estimular la labor significativa de 877 académicos que han sobresalido en el impacto alcanzado en el cumplimiento de los indicadores de este año”.

Asimismo, destacó el liderazgo y la colaboración como cualidades esenciales de los galardonados: “La Universidad Veracruzana reconoce en todos ustedes un liderazgo, pero además de reconocerlo y estimularlo, espera que sea un liderazgo efectivo, motivante e inspirador para el resto de los académicos, sus compañeros, con quienes día a día se han de esforzar para, en estrecha colaboración, mejorar la formación de nuestros estudiantes”.

Ladrón de Guevara resaltó que la UV “va ganando en riqueza, diversidad, matices. En su creciente complejidad, es de gran importancia que contemos con referentes concretos, comparándolos con los de otras universidades. Sin duda, uno de esos referentes básicos lo constituye todo lo relativo al Programa para el Desarrollo Profesional Docente (Prodep), marcando la ruta a seguir en el compromiso común a todas las instituciones de educación superior públicas de México, de aumentar la cobertura y la calidad de nuestros programas educativos”.

Sara Ladrón de Guevara refirió que más de mil profesores de tiempo completo –casi el 50 por ciento de la UV– tienen perfil Prodep; “sabemos, por tanto, que de manera individual e institucional no vamos por mal camino. Pero no debemos quedarnos satisfechos ante el aumento continuo en las cifras, pues, insisto, el perfil Prodep debe ser considerado ya un mínimo de calidad y dedicación de nuestros académicos a los diversos programas educativos, no un plus al alcance de unos cuantos”.

En su mensaje transmitió la necesidad de que estos logros “impacten en los jóvenes que se ponen en nuestras manos para, a través de una carrera universitaria, aspirar a un buen vivir. Les pido que no se conformen con que nuestros estudiantes vean en ustedes profesores con un prestigio ganado a pulso y un reconocimiento merecido, sino que sepan que son los maestros que les ayudarán a ser mejores profesionales y mejores ciudadanos”.

A nombre de los académicos distinguidos, Dinora Vázquez Luna, académica de Ingeniería en Sistemas de Producción Agropecuaria de la región Coatzacoalcos-Minatitlán, dirigió un mensaje por videoconferencia en el que subrayó que la labor docente “es una de las vocaciones más nobles y significativas, juntos estamos educando con equidad, igualdad, justicia y responsabilidad social”.

No es fácil estar aquí, advirtió, “por eso hoy me permito reconocer el esfuerzo de todos ya que si logramos construir puentes entre la docencia y la investigación con valores éticos, estaremos un paso más cerca de la formación integral”.

Comentó que, a través de la vinculación entre docencia e investigación, en su caso ha logrado trabajar con pares de Acayucan, Coatzacoalcos, Veracruz, Córdoba, Xalapa y Tuxpan. “Me ha permitido reconocer sus fortalezas y compromisos, así como sus limitantes, por ello soy portadora de una propuesta de académicos de la región que coincidimos en flexibilizar los tiempos dedicados a la investigación mediante la creación de redes entre cuerpos académicos de diversas entidades, pues creemos que es hora de fortalecer el trabajo en equipo, potenciar nuestras fortalezas y reflexionar sobre nuestro futuro en conjunto, recordando que nuestra meta siempre será la formación de calidad”.

Por su parte, José Antonio Hernanz Moral, director general de Desarrollo Académico e Innovación Educativa, solicitó a los presentes la ecuanimidad: “Ser ecuánime es uno de los retos más difíciles que existen en la vida de cualquiera, pero sobre todo cuando la vorágine de actividades, de resultados y de éxitos están circulando alrededor de nosotros”.

Reconoció que ha sido un año difícil para la institución y gracias al trabajo de todas las instancias involucradas ha sido posible que los académicos reciban este reconocimiento. “Los que estamos aquí sabemos, por experiencia, lo que es ganar y ganar para la Universidad, por eso me atrevo a pedirles que demos una vuelta de tuerca y que transformemos ese éxito personal, tan grato y merecido, en un éxito colectivo”.

Los 877 académicos reconocidos se agruparon de la siguiente manera: 499 de la región Xalapa, 167 de Veracruz-Boca del Río, 95 de Poza Rica-Tuxpan, 68 de Orizaba-Córdoba y 48 de Coatzacoalcos-Minatitlán.

En la entrega de reconocimientos estuvieron presentes Leticia Rodríguez Audirac, secretaria Académica; así como los directores generales de las áreas académicas Económico-Administrativa, Ciencias de la Salud, Técnica, Biológico-Agropecuaria y Humanidades: Liliana Betancourt Trevedhan, María Concepción Sánchez Rovelo, Rafael Díaz Sobac, Domingo Canales Espinosa y José Luis Martínez Suárez, respectivamente.

Por videoconferencia se constató la entrega de reconocimientos a los académicos adscritos en cada una de las regiones a cargo de los cuatro vicerrectores: por Poza Rica-Tuxpan, José Luis Alanís Méndez; por Orizaba-Córdoba, Beatriz Eugenia Rodríguez Villafuerte; por Veracruz-Boca del Río, Alfonso Gerardo Pérez Morales, y por Coatzacoalcos-Minatitlán, Jorge Alberto Andaverde Arredondo.

Los cuatro funcionarios destacaron el esfuerzo cotidiano de los académicos reconocidos y también el hecho de que estos estímulos se entregan en la parte final de un año difícil en términos financieros.