En el PRI se amplió la lista de presidenciables con la incorporación de miembros del gabinete del presidente Enrique Peña al Consejo Político Nacional tricolor.

Este órgano interno será el que defina el método de elección del candidato presidencial en 2018.

Ahí se incluyó al exsecretario de Hacienda, Luis Videgaray, y a los secretarios de Gobernación, Miguel Ángel Osorio Chong, y Educación, Aurelio Nuño; así como al jefe de la Oficina de Presidencia, Francisco Guzmán, y al secretario de Desarrollo Social, el mexiquense Luis Miranda.

A través de los sectores campesino, obrero, popular, la organización de mujeres y la Asociación Nacional de la Unidad Revolucionaria, se unieron al órgano de dirección varios secretarios de Estado.

Entre ellos, la de Relaciones Exteriores, Claudia Ruiz Massieu; del Trabajo, Alfonso Navarrete; de Economía, Ildefonso Guajardo; de Agricultura, José Calzada; de Salud, José Narro, y hasta el director del ISSSTE, José Reyes Baeza.

Aunque asistió como invitado a la sesión del Consejo, el secretario de Hacienda José Antonio Meade no se incorporó al órgano priista. Cuestionado al final del encuentro, reconoció que no tiene militancia en ese partido político.

El Consejo incluye a los 32 dirigentes estatales del PRI, 32 líderes municipales, 19 senadores, 72 diputados federales, 64 legisladores locales, 14 gobernadores, 31 alcaldes y representantes de los sectores y organizaciones adherentes.

 PUERTAS ABIERTAS PARA MOREIRA

Humberto Moreira fue ratificado ayer como integrante del Consejo Político Nacional del PRI.

El exgobernador de Coahuila forma parte del órgano interno por haber sido presidente del partido.

Sin embargo, Moreira no se presentó a la sesión solemne que encabezó ayer el presidente Enrique Peña Nieto para tomar la protesta de los consejeros.

El exmandatario es acusado de haber heredado a Coahuila una deuda de 35 mil millones de pesos.

Quien sí acudió a la sede priista fue el gobernador en funciones, Rubén Moreira, cuya administración es acusada de entregar contratos a empresas «fantasma».

Con información de Reforma