Este lunes los módulos del Seguro Popular de Córdoba, Tezonapa y Huatusco no brindaron la atención debida, porque personal encargado de dar el servicio no tuvo acceso a las oficinas, en Córdoba aseguraron que las chapas fueron cambiadas.

En la zona se estima que unas 150 mil afiliaciones quedaron suspendidas en cuanto a la atención, pues ni el Hospital General de Córdoba, que se ubica junto a las oficinas del Seguro Popular, prestó la atención médica que requerían los afiliados.

“El Gobierno panista desconoce nuestro contrato colectivo, somos federales, no estatales, vinieron el fin de semana a cambiar las chapas, nos están tratando como si fuéramos delincuentes y no lo somos, nuestro trabajo nos respalda, no tenemos respuesta de qué está pasando”, expresó Gustavo Mendoza.

 

 

 

 

Zaida Salas/AVC