Veracruz, Ver.- La síndico del ayuntamiento de Medellín de Bravo, Betsabé Solís Neri, olvidó cuánto percibe mensualmente como integrante del cabildo que preside el alcalde Luis Gerardo Pérez Pérez.

La síndico y los regidores primero y segundo, el secretario Cecilio Antonio Farfán, y el extesorero del ayuntamiento de Medellín de Bravo, Héctor Merlín Alvarado, ofrecieron una rueda de prensa para desmentir las acusaciones del alcalde en su contra por un supuesto mal uso de los recursos públicos.

La síndico Betsabé Solís Neri reconoció que la comuna se incrementó el salario cuando ella suplió a Omar Cruz Reyes al frente del ayuntamiento, pero tampoco supo informar de cuánto fue el aumento.

Justificó que el aumento salarial fue para poder atender solicitudes de ciudadanos que acuden al palacio municipal para solicitar una ayuda económica para medicamentos o sillas de ruedas.

Solís Neri dijo estar dispuesta a reducirse el salario en el caso de que lo aprueben los integrantes del cabildo de Medellín de Bravo.

“Gran parte de este salario es para ayudar a la gente, testigos tengo, pruebas tengo que para eso ha sido, sin embargo, si el alcalde no está conforme con eso, nos bajamos el sueldo, lo igualamos, es algo que podemos proponer en cabildo, hubo un aumento para ayuda a la gente, tenemos ahí credenciales de elector, recetas médicas, sillas de rueda que se han dado, apoyo que se ha dado y no estoy mintiendo”.

La síndico dijo no contar con la cantidad exacta que se aumentaron al salario a partir de que tomó las riendas del ayuntamiento de Medellín de Bravo.

Rechazó que ganara 43 mil pesos quincenales, pero tampoco aclaró cuál es la percepción exacta.

Ante la insistencia de los representantes de los medios de comunicación y su silencio, Betsabé Solís Neri tuvo que recurrir al ex tesorero Héctor Merlín Alvarado, quien aseguró que su salario quincenal asciende a la cantidad de 30 mil pesos.

“Yo les puedo demostrar cuánto gano con documentos, aquí quiero que me apoye el contador, no recuerdo (cuánto gano)”.

Por último, manifestó que es objeto de una campaña de desprestigio emprendida por el alcalde Luis Gerardo Pérez.

 

 

 

 

 

José Juan García