La situación económica en el estado y país obliga a pobladores de municipios a “defender” sus tradiciones. Teocelo, Tlacotalpan y Xico, luchan por preservar la suelta de toros que les deja una importante derrama económica en épocas bajas.

El Santo Entierro de Cristo y las fiestas patronales de nuestra señora de la Asunción, son conmemorados con suelta de vaquillas no mayores de 200 kilos en la avenida 5 de mayo, en Teocelo.

En el 2012, se convirtió el primer municipio del país en ser anti-taurino al prohibir las corridas de toros y cualquier evento que implique “maltrato animal”.

La población de 15 mil habitantes omitió la declaración que destacó al municipio de reflectores hasta mundiales. Tres años consecutivos se organizaron para reunir 300 pesos por casa para rentar vaquillas.

La ley 876, de Protección para los Animales del Estado de Veracruz, no se acató, tampoco se castigó a los ciudadanos que incumplieron una disposición legal con sanciones de salarios mínimos.

La última suelta ocurrió el 15 de agosto del 2016, los últimos meses del sexenio de Javier Duarte de Ochoa y vigente administración de Ana Lilia López Vanda.

Desde sus primeros días de alcaldesa, organizó una encuesta entre sus pobladores, para desechar su nombramiento anti-taurino y preservar la tradición con vaquillas bañadas en alcohol, jalones de cola o golpes con cualquier otro artículo.

Por tres años de cuatro de su administración, siguió la tradición violentando el artículo 28, del trato digno y respetuoso a los animales, en su inciso V.

Con la reforma del 10 de noviembre del 2016, adiciona a dicho inciso la prohibición de pamplonadas, embalses, vaquilladas, utilización de animales en celebración de ritos clandestinos y fiestas patronales que puedan afectar el bienestar animal.

El primer año del cambio de gobierno, encabezado por el panista, Miguel Ángel Yunes Linares, impidió el cuarto año consecutivo violentando ley animal e instaló personal de la Fiscalía General del Estado (FGE) para no permitir la realización de la vaquillada.

La última reforma del 10 de noviembre del 2016, en su artículo 11 bis, obliga a la FGE a crear un área especializada en Delitos Contra los Animales, capacitar a su personal para la recepción y atención de denuncias por maltrato, así como contar con peritos especializados en el tema.

La primera festividad fue suspendida en Teocelo, quedando pendiente de vigilar la programada para agosto, de Nuestra Señora de la Asunción.

Simulación en Tlacotalpan (Toros Cebú)

A 221 kilómetros de Teocelo, en Tlacotalpan también festejan a sus santos con suelta de toros.

Cada primero de febrero, como inicio de las fiestas en honor a la Virgen de la Candelaria (patrona de la ciudad), se realiza el llamado “Embalse de toros”.

Los pobladores y su alcalde, Homero Gamboa Martínez, estuvieron sentenciados para no llevar a cabo esta tradición y acatar la disposición de ley anexada también al Código Penal de Veracruz, donde se sanciona con cárcel el maltrato animal.

Entre supuesta suspensión por la autoridad municipal, el trámite de un amparo rechazado por el Poder Judicial de la Federación por habitantes, la presunta vigilancia de elementos de la FGE, y la presión de pobladores y turistas, se realizó el embalse de toros en 2017.

Durante las primeras horas del 31 de enero, se inició un operativo para la verificación del cumplimiento de la Ley Estatal de Protección a los Animales, coordinado por la Fiscalía Especializada en Investigación de Delitos Ambientales y contra los Animales.

El operativo terrestre y acuático con elementos de la dirección general de la Policía Ministerial, agentes de la Fuerza Civil, Policía Estatal, Tránsito del Estado, Dirección General de Servicios Periciales y Procuraduría del Medio Ambiente fue insuficiente para hacer cumplir la ley publicada desde el 5 de noviembre del 2010.

Dos toros fueron obligados a cruzar el río Papaloapan, amarrados a un lado de una piragua (lancha pequeña), únicamente con la cabeza afuera y “cargados” jalándolos de su nariz, cuernos y cola.

Al llegar a tierra, fueron liberados por las calles de Tlacotalpan para emprender corridas con los visitantes y pobladores.

La “tradición” se efectuó, dando como resultado dos toros cebús maltratados y ocho vigilados para su prevención de maltrato.

A través de un comunicado, la Fiscalía Especializada en Investigación de Delitos Ambientales y Contra los Animales, se notificó la plena identificación de grupos civiles y particulares que violaron los preceptos contemplados en la Ley 876, iniciando carpetas de investigación.

De estas, se anexaron al siguiente día dos denuncias más contra quien resulte responsable de la comisión del delito de crueldad y maltrato animal, presentadas por la presidenta de la Comisión de Medio Ambiente, Recursos Naturales y Cambio Climático de la Legislatura Local, Eva Felicitas Cadena Sandoval y por el subprocurador de Asuntos Jurídicos de la Procuraduría del Medio Ambiente (PMA), Mauro Jorge Mora Pavón.

Recientemente, Tlacotalpan fue nombrada Patrimonio Cultural de la Humanidad por la Organización de las Naciones Unidas para la Educación, la Ciencia y la Cultura (UNESCO).

Xiqueñada (Toros de lidia)

Otro mamífero ocupado en festejos religiosos o tradiciones son los toros de lidia, también considerados toros bravos.

A 213 kilómetros de Tlacotalpan, regresando hacia el centro del estado, se ubica Xico, un Pueblo Mágico que se distingue por sus casas coloniales, elaboración de bebidas como toritos y moritas, fabricados con recetas caseras.

El 22 de julio reciben a millones de visitantes de talla local, nacional y hasta internacional. El festejo a Santa María Magdalena inicia con la suelta de15 toros de lidia en la avenida principal que lleva al atrio de la iglesia.

Lo ocurrido en Teocelo y Tlacotalpan está movilizando a los xiqueños para tramitar amparos y mantener intacta su tradición esperada anualmente.

La derrama económica es anhelada con ansias, ante una localidad cada vez a la baja en producción y venta de naranja, plátano, cítricos y sector ganadero.

Poco más de 80 mil visitantes arriban a Xico, consumiendo toritos, morita, pan horneado a la leña, tamales y demás comida típica de la región.

Gabriela Roldán Méndez, integrante del Comité ProDefensa Taurina Xico, es una de las participantes en el amparo para preservar la tradición en la localidad.

Desde el 15 de enero iniciaron los trámites con ayuda de asociaciones civiles de Barcelona, Ecuador y Bogotá.

En dos meses conocerán la resolución, favorable para continuar con la suelta de toros o desfavorable para presionar al Gobierno Estatal que les obliga a cumplir una ley que la consideran “sólo para Tlacotalpan” con su embalse de toros.

Abril será el momento decisivo de Xico; comenzar con la paga de rentar toros mayores a los 500 kilos o idear un plan alterno que les deje las mismas ganancias que reciben el 22 de julio.

“Un toro bravo no se presta a que haya un maltrato, porque el animal en si no te lo permite, aunque hay manejo humano al meterlo y sacarlo del cajón, no te permite montarlo, agarrarlo, jalarle la cola o como hacen en otros lugares. Aquí no se da esa práctica. Lo que se busca es que los maletillas, muchachos aprendices saquen algunos pasos de torear”, exclamó Gabriela Roldán.

En cada “xiqueñada” se instalan ambulancias de la Cruz Roja u otros cuerpos médicos en cada cuadra, atentos de brindar revisiones urgentes a “valientes” que saltan al ruedo con toros de 500 kilos.

Los lesionados en los últimos cinco años fueron;

22 de julio 2016: seis lesionados, uno trasladado al Centro de Alta Especialidad “Doctor Rafael Lucio” (CAE). Cinco con escoriaciones en piel y el más grave con traumatismo craneocefálico leve.

22 de julio 2015: 13 heridos por toro, tres de gravedad y uno trasladado vía aérea a la ciudad de Xalapa.

Sinaí Romero Escalante de 19 años, residente de Coatepec tuvo herida penetrante en el abdomen ocasionada por una cornada de toro con más de 450 kilos.

22 de julio 2014: cinco lesionados, dos de ellos originarios de Coatepec, dos de Veracruz y uno de la localidad, Xico.

Uno tuvo herida penetrante en la pierna izquierda, el segundo traumatismo abdominal con ruptura de pared, un traumatismo bucal, cuatro piezas dentales y el tercero herida penetrante de siete centímetros en el muslo derecho.

El cuarto lesionado reporto herida inguinal derecha, trasladado al Hospital Civil de Coatepec para diagnóstico completo, mientras el quinto fue herida penetrante en hueco poplíteo del muslo derecho, también trasladado al Hospital Civil.

22 de julio 2013: doce personas lesionadas, seis por cornada de toro y seis con raspaduras y golpes contusos. Dos de los corneados, permanecieron bajo observación por ser de gravedad la lesión.

El Centro de Alta Especialidad “Doctor Rafael Lucio” (CAE), ubicado en Xalapa, atendió a un joven de 22 años sometido a cirugía de urgencia por corneada en el abdomen y otro joven de 24 años con herida en pecho y trauma de abdomen por golpes, ambos casos, por envestida de un toro de 500 kilos.

22 de julio 2012: Dos heridos trasladados a hospitales de Xalapa, cuatro lesionados dados de alta en el módulo de salud instalado a unos metros de la calle convertida en ruedo.

En todos los anteriores casos, los participantes estuvieron activos en el improvisado ruedo de dos horas que se convierte la principal avenida de Xico.

 

 

 

 

 

 

 

Arantxa Arcos/AVC Noticias