«Si tuviéramos resultados satisfactorios en México no hubiera sido necesaria una reforma educativa, ni hubiera sido necesario entrar al desgaste que inevitablemente tiene estructurar una reforma de esta profundidad porque toca muchos intereses» argumentó el secretario de Educación Pública (SEP), Aurelio Nuño Mayer, ante los resultados de la prueba PISA que alertó sobre un «estancamiento» en el rendimiento escolar de los jóvenes de 15 años evaluados por la Organización para la Cooperación y Desarrollo Económicos (OCDE).

«Por supuesto que no nos sentimos satisfechos pero lo importante es que no nos sentimos satisfechos y hay una reforma», agregó desde el Instituto Nacional para la Evaluación de la Educación, INEE, donde reflexionó sobre los resultados de la prueba junto al consejero Eduardo Backoff y Roberto Martínez, director del Centro de la OCDE en México.

«Hoy hay una reforma, hay una agenda y hay políticas públicas que se están poniendo en marcha que están alineadas con el cambio estructural que requería México», insistió Nuño.

De cara a las elecciones presidenciales del 2018, con algunos aspirantes que han prometido echar abajo las reformas estructurales del actual gobierno, Nuño Mayer señaló que confía en que México mantenga la reforma educativa en las últimas décadas.

«Es un cambio de largo plazo y esperamos que eso se pueda cumplir. No hay maneras mágicas de blindar una reforma educativa. La política educativa está sujeta a los procesos democráticos, está sujeta a las elecciones. Uno de los temas de reflexión en el 2018 es si se quiere una continuidad en materia de política educativa y continuar la reforma educativa o no y cuáles son las consecuencias de ambas decisiones», resaltó.

Los resultados que arroja PISA 2015 refuerzan la idea de seguir adelante con la reforma educativa, enfatizó el titular de la SEP.

Backhoff consideró que «es positivo» que el país «mantenga resultados similares en ciencias y lectura y mejore en matemáticas es positivo, si se considera que entre 2000 y 2015 se incorporaron a secundaria al al bachillerato casi 600 mil nuevos estudiantes de 15 años que se encuentran en las condiciones socioeconómicas y académicas más bajas».

Asimismo subrayó que «México tiene uno de los mejores comportamientos en equidad y sus resultados son mejores a lo esperado dada la condición socioeconómica de los estudiantes evaluados».

El INEE sugirió mejorar la cobertura escolar de los alumnos de 15 años de edad, con una oferta de calidad en Educación Media Superior.

Asimismo propuso abatir el rezago y la deserción temprana, identificando estudiantes en riesgo y proporcionando apoyos efectivos a dichos estudiantes.

Profundizar en el desarrollo de habilidades del Siglo XXI, tanto cognitivas como no-cognitivas y dar prioridad a una profunda reforma de la formación inicial.

Además, el INEE resaltó la necesidad de garantizar que «los mejores profesionales de la educación ingresen al servicio público y quienes tengan mejores capacidades de gestión escolar ocupen los puestos directivos».

INEE urgió a garantizar que la evaluación docente sea un factor que contribuya a mejorar la calidad educativa e implementar las evaluaciones internas y diagnósticas en los centros escolares.

Para el INEE, PISA representa una evaluación robusta y de gran prestigio internacional cuyos resultados coinciden en gran medida con los obtenidos por el INEE en sus distintas evaluaciones.

De acuerdo a la lectura que hace el INEE de los resultados de PISA, México aumentó la cobertura de estudiantes de 15 años en secundaria y EMS en 23.3 puntos porcentuales, de 2000 a 2015, equivalente a 590 mil alumnos.

México se encuentra por arriba del promedio de los países latinoamericanos, así como de Brasil, Perú y República Dominicana y a la par de Costa Rica y Colombia y por debajo de Chile y Uruguay.

México es el segundo país de Latinoamérica con la menor brecha en el aprendizaje de Ciencias; 52 por ciento de los estudiantes mexicanos logran los aprendizajes suficientes en Ciencias.

La tendencia de los resultados de México en Ciencias no son estadísticamente significativos, lo que significa que no hubo cambios reales de 2006 a 2015

En matemáticas, México se encuentra por arriba del promedio de Costa Rica, Colombia, Brasil, Perú, y República Dominicana y por debajo de Chile y Uruguay.

Además, nuestro país es el tercero de Latinoamérica con la menor brecha en el aprendizaje de las ciencias exactas; 43 por ciento de los estudiantes mexicanos logran los aprendizajes suficientes en esta materia.

En lectura, México se encuentra por arriba del promedio de los países latinoamericanos y tiene la menor brecha en el aprendizaje de la lectura; 59 por ciento de los estudiantes mexicanos logran los aprendizajes suficientes de Lectura.

En el índice de estatus socioeconómico y cultural México es el país latinoamericano cuyos estudiantes evaluados tienen el menor nivel y se reconoció que México tiene el menor número de computadoras por alumno y la menor proporción de computadoras conectadas a internet.

Las pruebas, que se realizan cada tres años, midieron el desempeño en ciencias, lectura y matemáticas de más de 500 mil adolescentes de 15 años en 72 países.

En la prueba participaron 72 países y economías (35 miembros de la OCDE). Del total, 3 países no forman parte del informe internacional.

Con información de Noticias MVS