El diputado federal Fidel Kuri Grajales, también dueño del equipo de Futbol, Tiburones Rojos, negó que Promotora Deportiva del Valle de Orizaba tenga adeudos laborales con empleados.

En entrevista en su visita a Xalapa, afirmó que las acusaciones en su contra tienen tintes políticos, pues él ni siquiera conoce a quien dicen ser sus ex empleados y quieres reclaman pagos pendientes.

“Si hay laudos deben ser con la administración anterior del club, esa gente que reclama nunca trabajo conmigo, no debemos nada a nadie, el día de hoy nuestros trabajadores están liquidados y no se le debe dinero a nadie”, dijo.

El legislador negó haber enviado a su apoderado legal Rafael Rodall Osegura a decirle a los doce empleados que ganaron un laudo laboral en enero pasado que “no va a pagar ni madres”.

Cabe recordar que los empleados ganaron una resolución laboral radicada en el expediente 11/X/2011 de la Junta de Conciliación y Arbitraje (JCA) de Boca del Río por un monto de 12 millones de pesos.

Con una resolución laboral están reclamando el pago de nómina, salarios caídos y un finiquito, sin embargo el legislador negó estos hechos. “Yo tengo mi carácter pero nunca se lo he dicho a nadie, ni he amenazado a nadie, que lastima que no me buscaron a mí, porque quizá pude haberlos ayudado a que les pagaran, pero no le debo nada a nadie”.

 

 

 

 

Avc