La designación de Fidel Herrera Beltrán como candidato del Partido Revolucionario Institucional (PRI) a la gubernatura en 2004, no fue una decisión que apoyara el expresidente estatal del tricolor, Carlos Brito Gómez y así lo reveló en el programa Polaca a la Veracruzana, que se transmitió la noche de este martes.

Pero Brito Gómez aclaró que pese a su disenso, una vez que se determinó que él sería el abanderado del Revolucionario Institucional a la primera magistratura de la entidad, le brindó su respaldo, “pero la verdad yo no estaba de acuerdo”.

En la conversación con los periodistas Manuel Rosette, Raymundo Jiménez y José Ortiz, comentó que conoce a Herrera Beltrán desde que ingresó al sector juvenil del PRI y sabe que es “muy inquieto, inteligente, con gran memoria, preparado, pero la verdad no me gustaba su forma de ser y actuar”.

En presencia de sus correligionarios Gonzalo Morgado Huesca, también expresidente estatal del PRI y Denisse Uribe Obregón, ex presidenta de la Fundación Colosio Veracruz, comentó que contrario sucedió con Javier Duarte, a quien sí le brindó su respaldo desde que se perfilaba como el contendiente por esta fuerza política.

“Pensé que era un muchacho nuevo, de un nuevo priismo, sinceramente ahora que salga, tiene que analizarlo fríamente a la opinión pública qué hizo y qué no hizo y sin su actuación pública fue honesta o no”, manifestó.

De similar manera se pronunció Morgado Huesca sobre Fidel Herrera, al que le brindó su apoyo antes y después de su sexenio, aunque hoy está arrepentido de haberlo hecho.

“Estoy arrepentido de haber apoyado a Fidel porque no se vale venir a gobernar a un pueblo para hacer cosas indebidas”, exclamó en el espacio televisivo que transmitieron Formato7.com, Versiones.com.mx y otros portales web del estado.

PRI es fuerte, pero necesita analizar la derrota

Brito Gómez destacó que el PRI es un partido fuerte y el único que tiene activismo en los 212 municipios del estado, con organizaciones y sectores, de acuerdo a la región y la población.

Recordó que el tricolor “es el mejor partido de México”, nacido de la Revolución Mexicana y que se ha ido transformado ante la circunstancia de la globalización; aunque reseñó que a lo largo de la historia del instituto político, ha habido militantes que han hecho mal las cosas, pero fueron perdonados.

El ex subsecretario de gobierno acotó que el PRI sigue teniendo algunas fallas. “La corrupción ha llegado a niveles muy elevados en el país, es necesario combatirla, el PRI lo está haciendo, pero lo tienen que hacer todos”, añadió.

Morgado Huesca, en su intervención, indicó que al interior del Comité Estatal se debe constituir una comisión de la verdad, que revele por qué perdieron la gubernatura, después 84 años ocupándola, dándoles voz a todos los militantes.  “Necesitamos hablar todos, opinar todos”, precisó.

Mientras tanto, Uribe Obregón no calificó la derrota electoral como catastrófica, ni que el PRI necesite resurgir de las cenizas como el Ave Fénix, pero sí consideró que debe aprender de los resultados adversos.

En sus palabras coincidió con Brito Gómez al decir que sí es el partido más fuerte, consolidado y con la historia más clara y contundente en la entidad veracruzana.

Adicionó que se tiene que superar el tema y poner los ojos en el proceso electoral municipal que comienza a principios de noviembre, en buscar los mejores perfiles para las 212 alcaldías y cabildos que se estarán disputando.

No puede haber borrón y cuenta nueva

Gonzalo Morgado, ex presidente municipal de Martínez de la Torre, respondió que no se puede hacer borrón y cuenta nueva, sino que hay que analizar lo que conllevó al revés en las urnas. “Si no vemos en que estuvimos mal, vamos a perder en la próxima”, alertó.

Brito Gómez coincidió en que hay que reunirse en el Comité Político y estudiar exhaustivamente el resultado, exponiendo que fueron muchos los factores que influyeron en la debacle. “Hay que ver los municipios donde se perdió, porque la verdad fueron 126 mil votos”, precisó.

No consideró que haga falta constituir una comisión de la verdad, “porque eso ya está trillado”, pero sí un análisis entre las 70 personas que integran el órgano intrapartidario. La ex presidenta de la Fundación Colosio Veracruz secundó su posición.

Pero ella negó que el actual presidente del PRI no esté haciendo frente a esta situación que afecta al partido, por el contrario aseveró que ha estado visitando las distintas regiones y conversando con los distintos sectores para conocer sus experiencias de la campaña electoral pasada.

Sí hay liderazgo sólidos en el PRI

Morgado defendió los liderazgos sólidos que hay en el Revolucionario Institucional, citando como uno de estos al senador José Yunes Zorrilla; a la lista, Brito Gómez agregó a Héctor Yunes Landa.

Asimismo adelantó que en noviembre es posible que el presidente nacional, Enrique Ochoa, visite a Veracruz, esperando que lo primero que haga sea nombrar un delegado nacional que atienda las inquietudes de todos sus correligionarios veracruzanos.

En ello, también se mostró de acuerdo el ex alcalde martinense y ex diputado local y federal, quien consideró que Ochoa debe venir pronto, porque ya se están en las vísperas del proceso comicial.

Carlos Brito, también ex legislador en el Congreso Local y de la Unión, contestó que el delegado que se designe será el que vea el tema de las municipales y dé la línea de acción para trabajar en ese sentido.

Denisse Uribe salió en defensa del Flores Espinoza, diciendo que es una persona que trabaja incansablemente por el partido y con una carrera política intachable. Disintió en que el delegado deba intervenir directamente en las elecciones o conocer la geografía electoral del estado, “para eso estamos los locales”, destacó.

“Tenemos que escuchar todas las voces, todos los grupos tendrán que ponerse de acuerdo para ganar, porque de lo contrario no seríamos un partido político rentable”, ahondó.

Suspensión de militancia de Duarte, una medida cautelar

La académica y actual coordinadora estatal de los delegados del PRI explicó que la medida aplicada por el Comisión Nacional de Justicia Partidaria al gobernador Javier Duarte, implica una medida cautelar que le impide gozar los derechos como militante del tricolor, hasta en tanto no se resuelva definitivamente su expulsión o se absuelve.

Vio como positivo que tanto la dirigencia nacional como la estatal estén aplicando la propia normatividad que rige al PRI para analizar la actuación de los gobernantes que emanaron de sus filas. “Qué bueno que sea así, porque no son los mismos tiempos de hace algunos años”.

Carlos Brito agregó que todavía hay que esperar el fallo definitivo, absteniéndose a definir si la decisión provisional del órgano intrapartidario es justa o injusta.

Mencionó que el PRI ha sido el principal promotor del Sistema Nacional Anticorrupción, de allí que se esté avanzando para acabar con este mal que aqueja al país.

Morgado retomó que los tiempos de las dádivas para conseguir el poder se acabaron y el PRI debe renovarse y salir a las calles a abanderar luchas sociales, como en su momento lo hizo.

Sobre si los señalamientos de malversación de fondos y actos de corrupción en el gobierno de Duarte pesaron en la derrota, comentó que el sistema de partidos y la democracia, permiten medir a las autoridades mediante el sufragio.

Carlos Brito y Gonzalo Morgado insistieron que los factores de la debacle fueron muchos y todos fueron responsables del revés, “no tiene caso echarle la culpa a una persona”.

 

Apolinar Velazco