El presidente de la Confederación Patronal de la República Mexicana (Coparmex), Luis Sánchez Ávila, aseguró que la seguridad en Xalapa ya no puede esperar, por lo que urgió al gobernador Miguel Ángel Yunes Linares y al alcalde de Xalapa, Hipólito Rodríguez Herrero, a no politizar el tema del sistema de videovigilancia.

Luego de que el gobernador amenazara al alcalde con llevar la inversión a otros municipios si este no otorga los permisos para la empresa encargada de su instalación, el empresario dijo que de cumplirse, Xalapa quedaría sin seguridad.

Y cuestionó al alcalde si habría cancelado las obras como lo hizo, si el Gobernador del estado fuera emanado del partido Movimiento de Regeneración Nacional (Morena).

“Yo quisiera saber si el Gobernador hubiera sido de Morena, le hubieran frenado la obra. No debemos caer ni en amenazas ni en juegos políticos. Entiendo que el momento de elecciones pero no debe politizarse este programa”.

Sánchez Ávila exhortó al gobernador a no caer en provocaciones pues alertó que se puede causar un daño mayor a los xalapeños.

“Tendríamos un Ayuntamiento con falta de seguridad, no creo que el Gobernador lo haga porque ha dicho en todo su mandato que ha estado preocupado por la seguridad”.

Y es que dijo que el alcalde está siendo “mal aconsejado” por sus colaboradores ya que consideró que el tema de los permisos debe ser tratado “con sentido común”.

“Están aconsejando mal al alcalde, debe haber flexibilidad porque es un bien común, no es apegarse totalmente a un reglamento, no digo que se hagan mal las cosas, pero es de sentido común”.

Por ello, exigió que haya comunicación e incluso dijo que si es necesario que la iniciativa privada sea intermediario para la negociación, están dispuestos a serlo.

“La seguridad ya no espera. Queremos que las cosas funcionen tanto en el gobierno estatal como en el municipal, pero sin comunicación entre estos el único perjudicado es el xalapeño”.

Perla Sandoval/Avc