La Coordinadora Nacional de Trabajadores de la Educación (CNTE) denunció que los jueces del Poder Judicial del estado se niegan a otorgar amparos a docentes que se niegan a aceptar la notificación de evaluación que les ha hecho la Secretaría de Educación de Veracruz (SEV) por considerarla ilegal.

En conferencia de prensa, el miembro de la CNTE en Veracruz, Víctor Moreno Bolaños, informó que al menos seis amparos se han promovido en diversos puntos del estado y hasta ahora los jueces solo «le han dado largas» a los profesores.

«Los jueces están actuando de forma unilateral buscando que estos amparos no procedan (…) Los jueces deben actuar de una forma justa y no estar al servicio del Estado».

Acusó que ponen pretextos para «ganar tiempo» y que se vean obligados a acudir a la evaluación magisterial pactada para el próximo 3 de diciembre, por lo que usan diversas excusas para darle entrada a las solicitudes.

Narró que entre esta figura un supuesto error en el nombre de la autoridad contra la que piden el amparo, en este caso el encargado de notificar a los maestros, a pesar de que es quien firma los oficios que son enviados vía correo electrónico a los maestros.

«Hay argumentos (que usan) muy ridículos, como decir que el personal que está en Veracruz a cargo del INEE no es la persona a la que denuncian a pesar de que tiene la representación».

Aseguró que ese tipo de notificación es ilegal pues debería hacerse por personal del Instituto Nacional de Evaluación de la Educación (INEE) y no de la SEV, por lo cual insistió en que se están violando los derechos de los profesores.

Incluso, advirtió que los más de ocho mil notificados están siendo presionados por sus directivos y hasta líderes sindicales para acudir a esta evaluación que consideró como punitiva.

«Los presionan para que abran el correo en el que los notifican y muchos compañeros están resistiendo, que buscan un amparo contra la notificación».

Moreno Bolaños consideró que esta estrategia de presión a los maestros es parte del plan de la Secretaría de Educación Pública (SEP) para obligar a los docentes a acudir a la evaluación debido a que canceló en al menos 10 estados este proceso.

«La SEP decidió aprovechar el sismo políticamente y suspendió la evaluación en esos estados. El secretario (Aurelio) Nuño ya no quiere seguir haciendo el ridículo de llegar al último año de Gobierno sin poder aplicar la evaluación y para evitar eso suspendió la evaluación en 10 estados».

Dijo que en cambio, en otros estados donde los maestros están «sometidos» por sus dirigencias sindicales, la SEP con la ayuda de las dependencias estatales intenta imponer la evaluación.

«Por eso en este estado se sirvieron con la cuchara grande y están convocando a más de ocho mil compañeros, de manera ilegítima porque no siguen los procedimientos que ellos mismos se dan para seguir con esta evaluación».

Perla Sandoval/Avc