Un nuevo tipo de drone, salido de un proyecto de la Universidad de Rutgers en New Jersey, Estados Unidos, está viendo la luz: se trata de un vehículo no tripulado que puede indistintamete desempeñarse bien en el aire y en el agua, sin importar en qué sentido.

Desarrollado a partir de una donación de la Marina estadounidense a través de su Instituto de Investigación Naval, el Naviator puede ser enviado a misiones de reconocimiento por aire o debajo del agua.

«Hay submarinos que pueden lanzar cosas desde debajo del agua hacia afuera, y que luego van y desempeñan alguna tarea, pero no pueden volver al agua», explica Marco Maia, estudiante de doctorado en Rutgers que trabajó en el proyecto. «Y también tenés aviones que pueden servir para lanzar vehículos al agua, momento desde el que ya no pueden volver a salir. Este vehículo hace todo eso», completa.
Para la Marina, el gran interés en el proyecto radica en algunos de los usos que podrían dársele al Naviator.

«Hay unas cuantas funcionalidades de las que ya hemos estado hablando. Se pueden inspeccionar los barcos, lanzándolos desde el puente de mando, y rápidamente decidir si hay que enviar a un técnico a reparar. O si tenés una mancha de petróleo, podés enviar uno para determinar qué tan grande y profundo es el derrame», amplía el profesor Javier Diez, también a cargo de desarrollo.

Por ahora, el Naviator es solamente un prototipo conceptual, pero como se ve en los videos, funciona. Y el equipo que lo creó seguirá trabajando para mejorarlo.

La Voz