El Museo Casa de Xalapa (MUXA), ubicado en la Calle J. J. Herrera, en la Zona Centro de la ciudad, se establece en un inmueble de estilo andaluz que data del siglo XVIII y muestra a xalapeños y visitantes una visión completa de la historia de la capital veracruzana. Sus puertas permanecen abiertas de martes a domingo, de las 10:00 a las 19:00 horas.

Al entrar en esta antigua residencia de tejas rojas, arcos y patio central, se invita al visitante a asomarse a una ventana al pasado de Xalapa recorriendo siete siglos de historia en ocho salas de temáticas diferentes: Geográfica, Prehispánica, Virreinal, Las Ferias, Independiente, Ateniense, Posrevolucionaria y la Cocina Xalapeña.

El paseo comienza en la denominada Sala Geográfica, donde se busca dar a conocer el municipio desde sus aspectos fundamentales, como su geología, geografía, paisaje y subsuelo. De una manera muy didáctica, se puede aprender la diferencia de los distintos tipos de rocas de Xalapa, al observarlas con unas lupas.

Avanzando en el recorrido, la Sala Prehispánica muestra vestigios arqueológicos hallados en las inmediaciones del actual municipio, entre los que se encuentran diversas caritas sonrientes de origen totonaca. La pieza fundamental de este espacio es “El Sapote”, una pieza esculpida en el Posclásico tardío que en realidad representa a un felino y que fue descubierta a unos cien metros de donde hoy se ubica el MUXA.

[wowslider id=»53″]

La Sala Virreinal, muestra la historia del Convento Franciscano y de la Iglesia de Nuestra Señora de la Natividad (la actual Catedral), inmuebles fundamentales en el crecimiento de la ciudad después de la llegada de los conquistadores españoles. Además, un video nos explica la importancia del sistema castas en esta época de la historia.

La Sala de las Ferias muestra la importancia del comercio en el siglo XVIII entre Europa y América y como la capital veracruzana se convirtió en un bastión de la Nueva España en la materia. Aquí podemos intentar armar el rompecabezas del escudo de la ciudad, mismo que le fue otorgado por el rey Carlos IV de España en 1971, y observar algunos de las herramientas básicas de la época.

Al entrar en la Sala Independiente, el visitante puede conocer la importancia de la participación de los xalapeños, así como en los conflictos que surgieron de las intervenciones extranjeras. Una espada y una bala de cañón son las muestras de esta época de conflictos.

El regreso de la paz permitió que Xalapa se consolidara como una ciudad de vocación cultural y la Sala Ateniense muestra como la música y la educación fueron factores para su desarrollo. En este espacio se muestra la importancia de la Comisión Geográfica Exploradora y de las instituciones culturales, resumiendo una época en la destacaron ciudadanos ilustres como Manuel Rivera Cambas, Julio Zárate, Manuel R. Gutiérrez y Eduardo Zárate, entre muchos otros.

La Sala Posrevolucionaria recuerda a la ciudad del siglo XX y la actual con una superposición de fotografías diseñada por Karina Morante, se muestra cómo era antes a Xalapa y cómo es hoy. Aquí se muestra a la familia, las calles, los edificios y los monumentos de la capital veracruzana, además de que se refiere el proceso de urbanización que transformó a la capital veracruzana en la ciudad que conocemos hoy.

Para terminar el recorrido, entramos a la Cocina Xalapeña, un hermoso espacio habilitado con todos los utensilios tradicionales necesarios para preparar alimentos. Este espacio refleja el culto al espacio en el que se originó nuestra excelente gastronomía.