Como una “ocurrencia”, calificó el secretario de Trabajo y Conflictos del Sindicato de Trabajadores del Régimen Estatal de Protección Social en Salud, Alfredo Ortega Pérez, el supuesto despido de 600 trabajadores de este organismo.

Dijo que de manera formal nadie ha sido notificado y que en todo caso un correo electrónico no es un medio formal para hacer saber sobre esta decisión de la directora del Seguro Popular, Consuelo Anaya Arce.

Dijo que llegó a los correos personales de todos los trabajadores del Seguro Popular un comunicado del subdirector jurídico José Luis Salas Rodríguez, informándoles sobre la conclusión del contrato individual de trabajo de 600 empleados.

“No lo tomamos como algo formal y serio porque tenemos un contrato colectivo; pensamos que no se trata de obedecer ocurrencias y este Gobierno se maneja a nivel de ocurrencias”.

Ortega Pérez dijo que los empleados están protegidos por el artículo 123 y la Ley Federal de Trabajo y que por tanto no deben tener temor de perder sus fuentes de trabajo.

Se quejó de que hasta el momento el sindicato no ha podido una plática formal con Consuelo Anaya porque no ha querido recibirlos para plantearles el problema.

No obstante, dijo que la Secretaría de Gobierno se comprometió a que el lunes sostendrán una reunión con Consuelo Anaya de manera que se toquen este y otros temas.

“No queremos tomar acciones, queremos creer que hay seriedad en esa invitación de la Secretaría de Gobierno; ahorita tenemos ocho compañeros despedidos de la Subdirección de Recursos Humanos y vamos a proceder jurídicamente”.

 

 

 

 

 

 

 

Perla Sandoval