Culiacán, Sin. Alrededor de medio centenar de un cuerpo de élite del Ejército Mexicano sitiaron las instalaciones de la Policía Ministerial durante cerca de nueve horas, en esta ciudad capital, para revisar el armamento de los agentes e interrogarlos, luego de la emboscada en la que murieron cinco soldados.

El operativo inició alrededor de las 19 horas del lunes, por el bulevar Zapata, donde uno de los carriles fue cerrado por las ocho patrullas militares.

Fueron sometidos a estas revisiones escoltas del procurador General de Justicia del Estado, del Secretario de Seguridad Pública estatal y del Coordinador de Seguridad, así como todos los ministeriales, incluidos los que estaban de descanso.

Uno a uno, los policías fueron llegando a las instalaciones de la corporación, mientras los militares se mantuvieron vigilando.

En el operativo participó personal de la Subprocuraduría Especializada en Investigación de Delincuencia Organizada (Seido), de la PGR.

El 30 de septiembre cinco soldados murieron y 10 más fueron heridos durante una emboscada perpetrada por un comando, en la entrada norte de la ciudad.

Los agresores rescataron a un hombre que era trasladado por los militares y paramédicos de la Cruz Roja, de nombre Julio Óscar Ortiz Vega, El Kevin, quien fue lesionado durante un enfrentamiento en Bacacoragua, municipio de Badiraguato.

Jesús Antonio Aguilar Íñiguez, director de la Ministerial, dijo que era una revisión de rutina. Los militares y peritos revisaron armas, licencias de portación, cartuchos y teléfonos celulares; el operativo concluyó cerca de las 4 horas de este martes.

Con información de La Jornada