La violencia es uno de los retos que enfrenta la niñez, puesto que en los últimos cinco años alrededor de cuatro niños murieron por homicidio cada día entre los años 2010 y 2015, mientras que 40 % de entre 10 y 17 años reportan haber sido víctimas de violencia en la escuela, por lo que se debe trabajar en la prevención de este problema, afirmó Christian Skoog, representante del Fondo de las Naciones Unidas para la Infancia (Unicef) en México.

En entrevista, Skoog destacó que 54 % de los niños en México viven en condiciones de pobreza, mientras que 11 % se encuentra en pobreza extrema, por lo que se trata de un «círculo vicioso de pobreza» que debe romperse mediante al acceso de todos los menores a una educación de calidad, a fin de convertirlos en ciudadanos «respetuosos del Estado de derecho», que contribuyan al desarrollo económico y social del país.

Resaltó que el rostro de la pobreza en México es de «niñas indígenas en zonas rurales», por lo que se tiene que garantizar el acceso de ellas a la educación, porque «no es aceptable» el que una familia elija mandar al hijo varón a la escuela en lugar de la niña.

Sobre el embarazo adolescente planteó que se deben generar mayores programas para la prevención de éste y para garantizar que las jóvenes madres no abandonen sus estudios.

El representante de Unicef en México afirmó que invertir en la niñez es muy redituable porque es una manera de asegurar el acceso de todos los menores, incluso de aquellos en situación de vulnerabilidad, a la educación, salud y servicios básicos. Enfatizó que invertir en la educación de los niños y adolescentes es una manera de abonar a la prevención de la violencia, puesto que es más «costo efectivo» destinar recursos a la prevención de este problema que atender sus consecuencias.

Ante el panorama de desaceleración económica que prevalece en la región de América Latina y el Caribe pidió analizar los programas sociales que han tenido un buen impacto entre la población para priorizarlos en el gasto público; comentó que en México hay 40 millones de menores de 18 años, mientras que el total de la población es de más de 120 millones, por lo que destinar un tercio del gasto sería «lo adecuado» para el desarrollo de este sector: «Es fundamental seguir invirtiendo en la niñez, para tener el rendimiento económico en el mediano plazo, porque estamos preparando a una población que será económicamente activa».

¿Cuáles serían los mayores retos que enfrenta la niñez actualmente en el país?

-La violencia es muy alta, yo vengo de Guatemala y era más alta allá; aquí en los últimos cinco años ha habido cuatro niños y niñas muertos por homicidio cada día, esto no es aceptable.

El que 40 % de niños entre 10 y 17 años reportan haber sido víctimas de algún tipo de violencia en la escuela no es aceptable, por lo que tenemos que dar respuestas, seguir bajando la impunidad por estos hechos.

Es mucho más costo efectivo trabajar en la prevención, asegurar que todos vayan a la escuela y México está liderando una alianza global para poner punto final a la violencia contra niñas, junto a Indonesia, Tanzania, para compartir experiencias, promover buenas prácticas, iniciativas y sobre todo prevención de la violencia.

Hay muchos retos, pero sí tenemos una oportunidad maravillosa en la Ley General de los Derechos de Niñas, Niños y Adolescentes, que crea un sistema nacional para proteger sus derechos y asignar roles específicos por cada institución que forma parte de este sistema. Hay que darles presupuesto, promover la implementación de recursos humanos y financieros para que tengan un estándar mínimo de recursos para operar e implementar el sistema.

En materia de pobreza, ¿cómo estamos en México?

-Hablamos de 54 % de niños que viven en pobreza, mas 11 % en pobreza extrema, hay que salir de este círculo vicioso de pobreza a través de la educación de calidad, para que los niños aprendan a ser ciudadanos de provecho, respetuosos del Estado de derecho y puedan contribuir a mejorar sus vidas, a desarrollarse, romper el círculo de la pobreza.

¿Las niñas todavía son un sector vulnerable?

-La cara de la pobreza de la infancia en México tiene cara de niña indígena en zonas rurales, tenemos que dar las mismas oportunidades a las niñas, hay que hacer obligatoria la educación.

La responsabilidad del Estado es ofrecer educación de calidad a todos y no es aceptable que alguien se quede fuera y sobre todo las niñas.

Con información de El Universal