Sony no solo se ha venido a Berlín con su gama de móviles. También ha querido hacernos partícipes de sus grandes avances en audio, presentando en primer lugar unos atractivos altavoces inalámbricos -en portada- bautizados como MDR-1000X.

Este modelo presume de ofrecerte la posibilidad de «controlar tu propia escucha», gracias por un lado al llamado Sense Engine 2, que adapta las funciones de cancelación de ruido (cuanta con dos sensores dedicados para ello) con la función Optimizador NC personal. Gracias a ella, los MDR-1000X se adaptan mejor que nunca a cada usuario, siendo capaz de analizar la forma de tu cabeza y cómo te colocas los auriculares, para asegurar una mejor experiencia.

Íntimamente ligado a esta función se encuentra al mismo tiempo el modo Atención rápida -una de las prestaciones más atractivas de los auriculares, de hecho- que te permite colocar la palma de la mano en el exterior del casco del auricular derecho para dejar que el sonido exterior te llegue y poder mantener así una conversación con alguien sin necesidad de quitarte los auriculares. He podido probar esta función y puedo asegurarte que está realmente conseguida, permitiendo una conversación cómoda con cualquiera y siendo bastante más útil de lo que en principio pudieras pensar.

Los MDR-1000X son además los primeros auriculares con DSEE HX integrado, encargado de sobreescalar la música comprimida de cualquier fuente a una calidad de sonido cercana a la alta resolución, incluso en inalámbrico. Y es que estos MDR-1000X, con LDAC y S-Master HX, disfrutan de conexión Bluetooth, para conectarlos a tu móvil o reproductor sin cables, prometiendo una autonomía de 20 horas. A la hora de transportarlos son además bastante cómodos, gracias a su estructura articulada y plegable que te permite guardarlos en (relativo) poco espacio.

Los nuevos auriculares de Sony podrán encontrarse en el mercado a partir del mes de octubre, en dos colores (negro y champán), bajo un precio de 400 euros. Sí, supone una inversión superior a otros modelos similares con cancelación de ruido, aunque prestaciones como la Atención rápida lo hacen quizás una opción diferente a tener en cuenta.

Como te avanzaba, Sony también ha aprovechado la IFA para presentar su nueva gama Signature Series. Esta familia, compuesta por unos auriculares, un Walkman y un amplificador, está destinada a los amantes del sonido más sibaritas que estén dispuestos a invertir una buena cantidad de dinero en sus equipos de audio.

Los auriculares MDR-Z1R tienen así un amplio rango de frecuencias con reproducción de hasta 120 kHz en audio de alta resolución. Sony explica que su unidad HD con diafragma de 70 mm amplía el espacio sonoro, ayudando a crear sonidos naturales «con un flujo de aire controlado y ondas de frente plano». Asegurando siempre una reproducción perfecta de los audios de alta resolución, cuentan con carcasa libre de resonancia, disfrutan de un diseño de rejilla siguiendo patrones Fibonacci y presumen de almohadillas ergonómicas de cuero auténtico, con protector de carcasa de malla de acero inoxidable y diadema de titanio ligero.

¿Creías que el Walkman había muerto? Ni mucho menos. Lo que ha hecho es subir a otro nivel con la serie WM1 que incluye los modelos NW-WM1Z y NW-WM1A. Estos reproductores cuentan con el nuevo DSEE HX, encargado de sobreescalar los archivos con velocidades de bits bajas a una calidad próxima al audio HiFi, incluyendo cinco modos: estándar, voz femenina, voz masculina, percusión o cuerdas.

De proporciones grandes y algo pesado, estos reproductores no han sido diseñados de esta forma de manera casual, contando en el caso del WM1Z con un chasis dorado de cobre libre de oxígeno y un cable de tipo trenzado de cuatro hilos. El NW-WM1A, por su parte, disfruta de una carcasa con acabado de aluminio con «baja resistencia» para conseguir graves potentes y nítidos -o eso asegura la gente de Sony.

Acabamos el repaso por la gama Signature con el nuevo amplificador TA-ZH1ES. Capaz de ofrecer sonido de audio de alta resolución (hasta DSD 22,4 MHz/PCM 768 kHz/32 bits), su circuito amplificador híbrido D/A combina el amplificador digital completo S-Master HX de la casa con un amplificador analógico, para aprovechar así las ventajas de ambos. Tiene además un nuevo DSEE HX y un motor de remasterizado DSD que convierte las fuentes PCM a DSD 11,2 MHz.

Aquí tampoco se descuida el diseño, con el desarrollo de un nuevo chasis «Frame/Beam/Wall» y un panel exterior de aluminio extruido, lo que da como resultado un cuerpo estriado que suprime las vibraciones y resonancias innecesarias -la gran obsesión de Sony, como estarás viendo. La firma aclara además que su amplificador suena mejor que nunca con sus propios equipos Signature, pero que podrás utilizarlo también con otros modelos de auricular.

Y ahora los precios. Nada despreciables, te aviso. El auricular MDR-Z1R tiene un coste de 2.200 euros mientras que los Walkman se colocan una etiqueta de 3.300 euros para el NW-WM1Z y de 1.200 euros para el NW-WM1A. Los tres llegarán al mercado en octubre. Para el amplificador, sin embargo, tendrás que esperar hasta noviembre, siempre y cuando tengas preparado para entonces los 2.000 euros que hay que desembolsar.

Con información de Engadget