Un nuevo análisis de viejos fósiles situó la llegada de los humanos modernos procedentes de África a la isla indonesia de Sumatra hace 63 mil años, unos 20 mil años antes de lo que se creía, informaron hoy fuentes académicas.

El hallazgo confirmaría las sospechas de la comunidad científica de que el Sudeste de Asia fue poblado antes de hace 45 mil años, una posibilidad a la que apuntaba la presencia humana anterior a esa fecha en China y Australia pero de la que aun no se tenía pruebas.

Estas evidencias se obtuvieron en el análisis de fósiles de dos dientes encontrados hace más de un siglo en la cueva Lida Ajer, en la planicie de Padang, en la costa oeste de Sumatra, realizado de nuevo por arqueólogos de la Universidad Macquarie de Australia.

«Previamente se tenía evidencia de humanos modernos de hace 45 mil años en Borneo y de 46 mil años en Laos y con esto saltamos hasta los 63 mil o 73 mil años de antigüedad», dijo a Efe la directora del estudio, Kira Westaway.

El yacimiento de la cueva Lida Ajer ya había sido excavado por el paleoantropólogo holandés Eugene Dubois, conocido también por descubrir al llamado «Hombre de Java», y quien visitó varias cuevas de Sumatra a finales del siglo XIX donde recuperó los dientes, un molar y un incisivo.

«Nadie dedicó mucho tiempo a tratar de determinar el significado (del hallazgo de los dientes)», dijo Gilbert Price, otro experto implicado en el estudio, de la Universidad de Queensland, en un comunicado de esta institución.

Más de un siglo después el equipo liderado por Westaway fue a Sumatra en busca de la cueva donde se hallaron los dientes, una de las tareas más difíciles del proyecto que solo contaba con copias de los apuntes y un mapa que Dubois realizó durante su expedición.

Para el estudio, publicado en la revista Nature, se combinaron varias técnicas de fechado en los sedimentos alrededor de los fósiles y de las capas de los depósitos de roca de la cueva y los dientes de mamíferos asociados.

Con información de El Universal