Poza Rica, Ver.- Fuertes anegamientos en calles, avenidas y bulevares que dejaron a decenas de vehículos varados, se presentaron en Poza Rica durante la intensa lluvia de este miércoles.

Aunque no se presentaron daños mayores, hubo un operativo de vigilancia preventiva y atención por parte de Protección Civil y otras instancias en apoyo a la ciudadanía.

Las precipitaciones fueron efecto de una vaguada que atraviesa a toda la zona norte de la entidad veracruzana y que generó condiciones de inestabilidad en el clima de la región.

Se registraron en diferentes sectores de la ciudad fuertes anegamientos que dejaron a ciudadanos atrapados a las afueras de sus domicilios, la mayoría se dirigía a centros de estudio o de trabajo.

La acumulación de agua sobre importantes vías como el bulevar Adolfo Ruiz Cortines, obligó a la reducción de carriles de circulación en el tramo que comprende del monumento “A los caídos” y la avenida Las Palmas.

La unidad municipal de Protección Civil a cargo de Claudio Cervantes Ruiz, informó que no se presentaron daños mayores, pero se implementó un operativo de vigilancia y monitoreo en sectores aledaños al río Cazones, arroyos y zonas susceptibles a deslizamientos.

En algunos sectores también hubo algunos árboles caídos y suspensión temporal en el suministro de energía eléctrica, por lo que la Comisión Federal de Electricidad (CFE) intervino para atender la gran cantidad de reportes ciudadanos por los “apagones”.

También se presentaron afectaciones al interior del mercado Poza Rica en donde se reportaron inundación de algunos pasillos del área denominada “no remodelada” y en donde son constantes este tipo de afectaciones.

Mientras que cerca de 40 vehículos particulares fueron remolcados y apoyados por elementos de la delegación de tránsito y vialidad que implementó un operativo de atención especial para automovilistas que presentarán algún inconveniente en los sectores afectados por anegamientos.

Cabe destacar que de acuerdo a los registros de Protección Civil el nivel del río Cazones se incrementó durante la madrugada de este miércoles pero estuvo muy debajo de su escala crítica, pero se efectuó un monitoreo pues es considerado un afluente de respuesta rápida.

 

 

 

 

 

 

Misael Olmedo