La Reforma Educativa tiene que se derogada, pues su único objetivo es la privatización de la educación, y el debilitamiento de los sindicatos de maestros, consideró Manuel Bartlett, ex secretario de gobernación y ex Secretario de Educación durante el gobierno de Carlos Salinas de Gortari.

El ex funcionario presentó junto a Luis Benavidez, su libro ‘El fraude de la Reforma Educativa’ en el marco de la Feria Internacional del Libro (FILU) 2017.

Afirmó que la reforma tiene un fin laboral para dañar y debilitar a los sindicatos para establecer un mecanismo que permita quitar a los maestros y crear nuevas generaciones de profesores que correspondan a intereses privatizadores.

Acusó que tanto PRD y PAN se unieron para aprobar la Reforma Educativa sin ninguna discusión “ sin que la hubiera presentado jamás a los mexicanos, sin que la conocieran los profesores de este país, ni los universitarios, ni los expertos, ni los padres, el proyecto entró al Congreso en una iniciativa aprobada de forma inmediata”.

Relató que cuando el era Senador, el dictamen llegó una noche, y luego de diez minutos en la comisión se pasó al pleno y se aprobó en lo que calificó como “ un golpe de estado”.

Insistió en que la reforma es laboral, que tiene con finalidad quitar los derechos a los maestros con fines de privatización.

Manuel Bartlett, consideró que la reforma debe abrogada, “ Es el huevo de la serpiente, por lo que hemos presentado una iniciativa para derogarla y hacer un esfuerzo para la renovación de la educación nacional”.