… la música, misteriosa forma del tiempo
(Borges)

La música, esa forma misteriosa
del tiempo, es cara argenta de un espejo
que explora en nuestra alma su reflejo
para en él confirmarse como cosa.

Se sabe tan fugaz que, presurosa,
inicia con las notas el cortejo
para conquistar un deseo añejo:
ser la voz de un ave majestuosa.

Como el cristal se une con la arena
para que el tiempo cumpla su condena,
así, la música busca un sonido

que de fin a su árida faena
en busca de representar la escena
en la que es paraíso del oído.

 

 

CONTACTO EN FACEBOOK        CONTACTO EN G+        CONTACTO EN TWITTER