Ciudad de México.- El gobernador de Veracruz, Miguel Ángel Yunes Linares, manifestó que todos los que contribuyeron a la más absoluta quiebra de Veracruz, deben ser investigados e ir a la cárcel, incluida la familia de Javier Duarte.

En entrevista con Oscar Mario Beteta, de Radio Fórmula, el mandatario expresó que el ex Gobernador fue el “cabecilla” de la banda, pero son muchos más los que participaron con él en el saqueo de las finanzas del estado y que también deben rendir cuentas, “se debe atrapar a toda la banda, es importante no dejar ir a los demás”.

Mencionó que tan solo la Auditoría Superior de la Federación (ASF) ha reportado el desvío de 50 mil millones de pesos de recursos federales etiquetados, en tanto que a nivel estatal se han detectado desviaciones de 16 mil millones de pesos en solo dos años.

“Hay toda una red de familiares, de empresarios que trabajaron con él, de empresarios delincuentes, de gentes que participaron en el saqueo de Veracruz y que es indispensables que todos devuelvan (lo robado)”.

El periodista dio a conocer que entre los que se consideran como parte de la “banda” que desfalcó a Veracruz están los diputados federales Antonio Tarek Abdalá, Adolfo Mota Hernández, Alberto Silva Ramos, Noemí Guzmán Lagunes y Vicente Benítez González.

Además los prestanombres Moisés Mansur Cisneyros, Juan José Janeiro Rodríguez, Miguel Velázquez Nieva, María, Rafael Gerardo Rosas Bocardo, Nadia Isabel y Elia Arzate Peralta y Rafael Nava Soria.

A estos, Yunes Linares agregó el nombre de Antonio Bandín, representante para la compra de bienes inmuebles en Woodland, Estados Unidos, en donde hay una cantidad innumerable de casas a su nombre.

Añadió que el gobernador interino, Flavino Ríos Alvarado, está sometido a proceso penal por prestar el helicóptero que sirvió para el escape de Duarte; además del operador financiero Gabriel Deantes Ramos.

En la cárcel están Mauricio Audirac, ex titular de Sefiplan; Francisco Valencia, ex titular de CAEV y Arturo Bermúdez, ex titular de la SSP, en tanto que Carlos Aguirre, subsecretario de Egresos, está prófugo de la justicia.

Por último refirió que ya detenido Duarte de Ochoa, tendrá que declarar quienes fueron sus cómplices y donde está el recurso que se desvió de las arcas estatales y esto es trabajo de las autoridades federales.

Sin embargo puesto que a nivel estatal existen dos órdenes de aprehensión, no hay escapatoria pues en caso de que fuera puesto en libertad, el estado actuaría en consecuencia y de una prisión federal pasaría a una estatal, “no hay escapatoria”.

AVC/Noticias