La Secretaría de Gobernación (SG) dijo que el rezago en policías estatales y municipales es añejo y ello impide el retorno de los militares a los cuarteles.

«Tenemos que seguir trabajando en el fortalecimiento de capacidades municipales y estatales. En la medida que se logre este reforzamiento será posible que eventualmente y de manera gradual las Fuerzas Armadas continúen con sus funciones constitucionales (seguridad nacional e interior)», señalo Álvaro Vizcaíno, titular del Sistema Nacional de Seguridad Pública, dependiente de Gobernación.

El secretario de la Defensa Nacional lamentó ayer que las instituciones locales no han sido reconstruidas y, por tanto, desde hace una década los militares tienen que hacer labores policiales en las calles.

Vizcaíno subrayó que en algunas corporaciones la plantilla de policías es vieja, de elementos mayores de 40 años de edad o más.

A nivel nacional, el promedio de no aprobación de controles de confianza a uniformados es de 9 por ciento del total de la plantilla, aunque en el caso de las municipales este porcentaje es mayor.

Vizcaíno fue entrevistado al término de la inauguración de una reunión nacional de responsables estatales de los sistemas de seguridad pública, donde hizo énfasis en las deficiencias que enfrenta el arranque de algunos aspectos del nuevo sistema de justicia penal.

 

 

 

Con información de La Jornada