Durante la administración de Javier Duarte de Ochoa se desviaron 13 mil millones de pesos, en gastos excesivos de publicidad gubernamental.

El Coordinador de Comunicación Social, Elías Assad Danini, afirmó que tan sólo en el 2016 el Órgano de Fiscalización Superior (ORFIS) observó el manejo financiero de más de 2 mil millones de pesos.

El funcionario estatal señaló a Gina Domínguez, Alberto Silva, Octavio Pavón e Irma Chesty como responsables del mal manejo financiero de los recursos públicos.

La actual administración, detalló, presentó dos denuncias penales por el desvío de los fondos y ahora corresponde a la Fiscalía General del Estado el investigar y sancionar a los responsables del gasto.

Aseguró que detectaron que en algunos casos no se justificó el pago de facturas millonarias y que los convenios se entregaban de manera discrecional.

En su mensaje al comparecer ante diputados locales, como parte de la Glosa del Primer Informe del Gobierno de Miguel Ángel Yunes Linares, aseguró que encontraron una dependencia con una nula cultura de la rendición de cuentas.

“Durante los dos últimos sexenios la información de la Coordinación de Comunicación social se manejó de manera discrecional, incluso, se logró encriptar por muchísimos años, sobre todo los gastos financieros”.

Recordó que el área a su cargo fue una de las más señaladas por el mal manejo de los fondos y eso se logró corroborar como parte de la entrega recepción.

Detalló que en el 2011, Gina N, quien hoy permanece recluida en el penal de Pacho Viejo, erogó mil 580 millones 154 mil pesos, en el 2012 el gasto fue de 2 mil 500 millones 741 mil  pesos a medios de comunicación.

En 2013 el monto fue de mil 171 millones de pesos, para el 2014 cuando operaba Gina N y el  ahora diputado federal Alberto Silva gastaron 2 mil 747 millones de pesos, en el 2015 –periodo en el que llegó al relevo Octavio Pavón, se gastaron 2 mil 417 millones de pesos y para el 2016, donde también operó Irma Chesty,  se gastaron 2 mil 500 millones de pesos.

“Estamos hablando de más de 13 mil  millones en gasto de comunicación social ofende” dijo y señaló que con ese monto se habría logrado construir una autopista de altas especificaciones de Pánuco a Acayucan, comunicando el 80 por ciento del territorio estatal.

Además se habría equipado un total de 25 hospitales como la Torre Pediátrica, se habían remodelado los 708 centros de salud, “esos 13 mil millones habrían alcanzado para garantizar medicamento para 16 años, es decir, hasta el 2033”.

Los pagos no se daban en base a la ley, no se encontraron contratos de publicidad, por lo que el dinero se manejó de manera discrecional, por esa razón el 13 de marzo se interpusieron dos denuncias la 35/2017 y 36/2017 y se encuentran en diferentes fases procesales.

Ocultaban gastos de publicidad

En la sesión de preguntas y respuestas, aseguró que fue una labor titánica el poder revisar cada una de las facturas que se localizaron en Comunicación Social.

«Es una talacha que nos llevó muchísimo tiempo y que ha sustentado denuncias ante la Fiscalía», dijo y no descartó que el monto se pueda incrementar.

Detalló que se creó una cuenta puente que no se reportaba la Sefiplan y ese hecho generó que ni el Órgano de Fiscalización  Superior (Orfis) logrará detectar el desvío de fondos.

Señaló que detectaron facturas con Tv Azteca por mil 30 millones de pesos; con Televisa por 580 millones de pesos; el Golfo Info de Othón González, por 210 millones de pesos; la familia Sánchez Macías logró acuerdos por 209 millones de pesos; el Dictamen ganó 148 millones de pesos, y en el caso de Grupo Imagen obtuvo ingresos por 145 millones de pesos.

Gobierno estatal gasta 3.2 mdp  en difundir la información oficial

El titular del área de Comunicación Social del Gobierno del Estado, Elías Assad Danini, informó que se han destinado tres millones  254 mil pesos para difundir las acciones de la actual administración.  En la sesión de preguntas y respuestas detalló que se gastan 2 millones de pesos en el manejo de redes sociales, con lo que se garantiza que cualquier ciudadano, con un dispositivo móvil, puede acceder a los mensajes y la información que se difunde en la plataforma.

Además de que se gastan un millón 254 mil pesos en la difusión de convocatorias o de licitaciones que emite el gobierno y descartó que en este momento exista un solo convenio para la difusión de actividades del gobierno.

La Coordinación de Comunicación Social cuenta con un presupuesto de 63 millones de pesos, de los cuales se han ejercido 42 millones de pesos, lo que representa el 2.5 por ciento de lo que gastó Javier Duarte en el último año de su administración.

“Destinamos a recursos humanos 48 millones, en materiales y suministros  2 millones, en servicios generales 14 millones y bienes muebles un millón 300 mil pesos”, detalló.

Afirmó que en su plantilla laboral hay 157 personas y de esas 17 se reubicaron al área de Protección Civil y descartó el despido  masivo de trabajadores de comunicación social.

Reconoció que se implementó reingeniería administrativa y se revisaron las condiciones laborales de los trabajadores, pues en algunos casos sus salarios eran muy altos.

“Se hizo una reducción anual de 954 millones 912 pesos. Y en RTV se va a disminuir el 10 por ciento de su presupuesto”.

Se trata de optimizar al máximo los recursos de la coordinación y del Estado, por lo que en este momento no se da la renta de vehículos, ni hay gasto superfluo, “no se tiene nada que ver con el exceso de la pasada administración.

“Se ha corregido con la rendición de cuentas y ahora se informa de lo que se gasta y ya no hay pago de espectaculares o spots, y lo que se eroga es mínimo”.

Aseguró que a través de la Comisión Estatal de Atención a Periodistas (CEAPP) se ha dado seguimiento a los casos de agresiones a periodistas y se apoyó a la familia de quienes han perdido la vida.

Explicó que no sabe el número de medios de comunicación que han cerrado y aseguró, en reiteradas ocasiones, que actualmente no se dicta línea editorial a nadie, ni se hacen llamadas telefónicas para pedir se “bajen” notas de los portales.

Tampoco hay “uniformidad” en las notas que se publican en medios impresos, muestra de que hoy se respeta la libertad de expresión, incluso, de columnistas críticos, tomando lo publicado como una “crítica constructiva” para detectar áreas de oportunidad y mejore el gobierno.

Descartó que ese tipo de publicaciones se tomen como chantaje para entregar contratos publicitarios a los medios de comunicación.

AVC/Noticias