Si la disputa por definir si Martí Batres Guadarrama se reelegiría como Presidente del Senado o era sustituido por otro militante de Morena, ha puesto en grave incordio a las tribus morenistas, con el exgobernador de Zacatecas, Ricardo Monreal Ávila, como principal piedra en el zapato, ya podrá imaginarse cómo se desatarán los demonios cuando se lleve a cabo la elección del nuevo dirigente nacional, a menos de dos años para enfrentar su primera gran prueba como partido en el poder: las elecciones intermedias de 2021.

El grupo que ha destronado a Martí Batres en el Senado, encabezado por Monreal, hace tiempo que ha dado la batalla por la dirigencia nacional, llevando como abanderado a Alejandro Rojas Díaz Durán (61 años), licenciado en Ciencias Políticas y Administración Pública y senador suplente justamente de Ricardo Monreal, quien lleva algunos meses recorriendo el país con un discurso incendiario, aunque deberá enfrentar unos comicios parecidos a los realizados recientemente por el PRI nacional, con un padrón de militantes recortado, manipulado e inservible.

El propio Consejo Nacional aprobó exigir que se acredite ante el INE el padrón de 3 millones 100 mil militantes que tiene el partido internamente y no el de 317 mil militantes que la dirigencia morenista reconoce ante el organismo electoral.

De manera que si la confrontación en el Senado ha sido dura, la que se avecina puede ser sumamente hostil y negativa para las aspiraciones de Morena de mantener su mayoría en el Congreso de la Unión y de ganar más gubernaturas.

Puede decirse que será un escenario de confrontación interna mucho más virulenta que la experimentada en el PRI nacional, donde el triunfo manipulado de Alejandro Moreno Cárdenas se cebó con la renuncia de Ivonne Ortega, y se manchó con la insana mansedumbre de la eterna perdedora veracruzana Lorena Piñón, contratada para golpear a la exgobernadora de Yucatán.

En el caso de Morena, la que busca consolidar su permanencia como dirigente nacional es Yeidkol Polevnsky (61 años), quien preside Morena tras sustituir a Andrés Manuel López Obrador cuando se fue de candidato presidencial. Su currículo es breve pero en él se aprecia la suerte de estar al lado del gran líder: fue senadora y candidata a la gubernatura del Estado de México, aunque sus antecedentes se ubican en el sector empresarial donde fungió como presidenta de Canacintra.

Junto con ellos va Berta Luján Uranga (68 años), contadora pública, madre de la secretaria del Trabajo, Luisa María Alcalde; fue contralora general del gobierno capitalino en la administración de AMLO; en 2015 fue candidata de Morena a la delegación Coyoacán y actualmente es presidenta del Consejo Nacional de Morena.

También se apunta el colimense Mario Martín Delgado Carrillo (47 años), economista del ITAM, coordinador de los diputados federales de Morena y exsecretario de Finanzas, de Turismo y de Educación en la administración de Marcelo Ebrard como Jefe de Gobierno del Distrito Federal, hoy Ciudad de México.

Los cuatro aspiran a la presidencia de Morena, que se renovará el próximo 20 de noviembre en el Congreso Nacional del Partido, y los cuatro representan grupos de poder al interior de Morena; dos de ellos han trabajado directamente bajo las órdenes de Andrés Manuel López Obrador y otros dos son cercanos a figuras importantes del primer círculo del gobierno: Ricardo Monreal y Marcelo Ebrard.

¿Por qué es tan importante esta elección interna? Es la primera desde Andrés Manuel López Obrador es Presidente de la República y, además, puede marcar la sucesión presidencial de 2024, así como la dirección política que seguirá el partido en los próximos años, especialmente, de cara a las intermedias del 2021.

Ya veremos cómo se tratan en la interna.

Las benditas redes sociales 2

Hugo y Jorge, dos patanes en  salmuera

Como para sus dos antecesores inmediatos en la Secretaría de Seguridad Pública (Arturo Bermúdez Zurita y Jaime Téllez Marié), para Hugo Gutiérrez Maldonado los periodistas somos un mal necesario. Si no tuviera que lidiar con nosotros, estaría más contento, pero enfrenta una batalla con el patán de enfrente, el Fiscal Jorge Winckler Ortiz, y el campo en que se dirime son los medios de comunicación… así que no le queda de otra.

El problema con él, y con su jefe de prensa Javier Contreras, es que el actual gobierno no logra lidiar con los periodistas incómodos, y prefiere dialogar con aquellos que ellos piensan que no cuestionarán más allá de aquello que quieren transmitir.

El lunes, a propósito de una rueda de prensa a la que llamó la SSP a un selecto grupo de reporteros, ocurrió un desaguisado, cuando la periodista Noemí Valdez, quien escribe para Notiver, fue impedida para ingresar a la reunión.

¿Cuál pudo haber sido la razón para abiertamente rechazar su presencia, estando en el acceso a las instalaciones de la SSP donde se desarrollaría la rueda de prensa? No lo sabemos pero lo podemos inferir: hay una lista de reporteros indeseables por haber sido cobijados por el gobierno de Miguel Ángel Yunes Linares, lo que no quiere decir que sean espías o sicarios al servicio de Yunes y de Winckler, al menos no Noemí Valdez, a quien conozco en otros planos, aunque se habla de otro personaje que, pese a militar con bandera de periodista crítico e independiente, prácticamente es militante de la mafia del Estero.

La patanería mostrada por Hugo Gutiérrez y su gente es apenas similar a la de su archienemigo Jorge Winckler, un miserable que se ha llevado a cientos de veracruzanos entre las patas gracias al manto de impunidad que ha tendido sobre los criminales, con tal de dejar en mal al gobierno de Cuitláhuac García Jiménez.

El mismo lunes por la tarde, este oaxaqueño malnacido convocó para el martes a una conferencia de prensa para dar a conocer “avances en investigación por homicidio de activista y miembro de la comunidad LGBTTTI; así como de feminicidios e informe de resultados, entre otros temas”, donde prodigaría de nueva cuenta mentiras que solo los periodistas a sueldo siguen creyendo.

Lo interesante (o jocoso, como quiera percibirlo) es que al final de la invitación lanzó su veneno: “Acá todos los medios son bienvenidos”, un boomerang que de inmediato le rebotó en el mero rostro.

Apenas en febrero pasado, por órdenes del propio Winckler, personal de la Fiscalía prohibió la entrada a tres periodistas de Radio Televisión de Veracruz, nada menos que el medio de comunicación del gobierno al que pertenece, a una de sus ruedas de prensa: los reporteros Antonio Luna Ortega y Carlos Andrade Hernández, además del camarógrafo Mauro Pérez Soto.

En un comunicado, RTV señalaba: “En esta ocasión, el personal de seguridad de la FGE impidió el paso de nuestros compañeros a la rueda de prensa, con el argumento de que se trata de una orden específica del fiscal Winckler Ortiz”.

Y añadía: “Hacemos pública nuestra extrañeza por este hecho y ratificamos nuestro compromiso con la información. Durante los 39 años de existencia de Radio Televisión de Veracruz (RTV) nos hemos dedicado a ser un vínculo entre la población y sus autoridades; Más Noticias, es un medio de comunicación plural, incluyente, veraz e imparcial, ajeno a intereses partidistas dando cabida a todas las voces, ya que es el canal de todos los veracruzanos”.

El muy cínico ahora quiere aparecer como muy abierto, contrario a lo que hizo Gutiérrez Maldonado. Quien le hizo segunda fue la diputada Marijose Gamboa, quien criticó la actuación de las autoridades estatales, aunque en febrero no abrió su pródigo pico para defender a los colegas de RTV, ninguneados por el abogado que la sacó de la cárcel cuando, estando ebria (según las crónicas de la época) causó la muerte a un joven en Boca del Río.

Las benditas redes sociales

Polvo de gis

¿Es legal la convocatoria interna del PAN?… Por no haberse agotado aún la instancia partidista correspondiente, el Pleno del Tribunal Electoral de Veracruz (TEV) determinó reencauzar los juicios ciudadanos promovidos por diversos actores que se ostentan como militantes del Partido Acción Nacional en contra la de la “Convocatoria para el Proceso Extraordinario de la elección de Presidente, Secretario General y siete integrantes del Comité Directivo Estatal del Partido Acción Nacional en el Estado de Veracruz”, emitida el 12 de agosto. Dichos juicios los analizará la Comisión de Justicia del Partido Acción Nacional para que, en plenitud de sus atribuciones, los sustancien como Juicios de Inconformidad, previsto en su normativa interna partidista, en un plazo máximo de cinco días… Cambio en circulación por obra en Revolución… ¡Aguas!, a partir de este miércoles 21, la circulación vehicular en el centro de Xalapa experimentará algunos cambios ya que inician los trabajos de reconstrucción de la calle Revolución. Consulta la información de cómo podrás movilizarte si vas en auto, para evitar problemas…  Fidel Kuri se enojó… En un par de tuits en su cuenta, el propietario de los Tiburones Rojos explotó por los lamentables resultados que ha tenido el equipo de futbol emblemático del Puerto de Veracruz. Primero, como si fuera aficionado y no el dueño y responsable de las contrataciones del equipo, señala: “Exigimos resultados y que chingue a su madre el América!”, y una hora después: “Ahora vamos por los jugadores, aquellos que se han encargado de huevonear en la cancha y dejar en mal a nuestro equipo. Les vamos a caer como el D1os de Tepito a @Faitelson_ESPN”. Y es que los Tiburones Rojos están a dos juegos del récord mundial sin victoria; acumulan ¡30 partidos consecutivos sin ganar! Y es uno de los peores equipos a nivel mundial. Quien tiene la peor racha es Derby County, de Inglaterra, que acumuló 32 partidos sin ganar. Según nota de ESPN, la última ocasión que el Veracruz ganó fue cuando vencieron por la mínima a los Xolos de Tijuana el 25 de agosto de 2018. En el siguiente partido pueden empatar el macabro récord que comparten Feirense de Portugal y Tasmania Berlín, que lograron ser tundidos en 31 juegos. Y al siguiente, la gloria de ser los mejores perdedores del mundo. Pinche Fidel Kuri, ni vergüenza tiene.

Comentarios: belin.alvaro@nullgmail.com | http://formato7.com/author/abelin/