Si los diputados de Morena, divididos en dos bancadas, se dejan, los diputados del PAN que hicieron negocios al amparo de sus cargos en la pasada Legislatura y que hoy reaparecen gracias a las ventajas de la reelección, les quitarán el mandado y seguirán con su estela de corrupción y chantaje, manejados a distancia por el jefe de la banda. Todos los propósitos de Morena de cambiar la política en Veracruz pueden ser trastocados.

Gracias a personajes como Sergio Hernández Hernández y Juan Manuel de Unanue Abascal, quienes se aprestan a luchar por mantener las comisiones legislativas más rentables para su bancada, como Hacienda del Estado y, en particular, la de Vigilancia, los supuestos deseos de Morena por atajar la corrupción pueden irse a la basura. Y estos empeños pueden tener como aliado al mismísimo Amado Cruz Malpica, de quien se comenta ya ha sido beneficiado de la Jucopo cuando fue presidida por Sergio Hernández.

Ya sabemos de lo que pueden ser capaces. La anterior legislatura impuso como fiscal anticorrupción a Marcos Even Torres, amigo cercano del Fiscal General, con trampa orquestada y diseñada en la casa de la perversidad. El abogado no solo no ha hecho nada por evitar los actos de corrupción de su jefe sino que sigue fungiendo como enlace entre los abogados del exsecretario de Seguridad Pública, Arturo Bermúdez (preso por delitos como corrupción y desaparición de personas) y quien en breve dejará de mandar en el Estado, para cumplir el pacto en nombre de los bienes y de los 6 millones de pesos entregados.

¿Cuál es el enorme interés que impulsa al PAN a mantener en su poder la comisión de vigilancia en el Congreso y dejarla bajo la presidencia del diputado Juan Manuel de Unanue Abalscal? Por principio de cuentas, hay que recordar que a este diputado le atribuye Sergio Vázquez Jiménez, presidente del Comité de Participación Ciudadana del Sistema Estatal Anticorrupción, haber ‘limpiado’ la cuenta pública 2017 de diversas dependencias de gobierno estatal, y de algunos exalcaldes que, eso sí, debieron pagar el 30 por ciento del monto observado por el Orfis para poder salir limpios.

Al exalcalde de Tuxpan, observado por el Orfis, se la cobraron hasta en especie; 14 caballos pura sangre que supuestamente solo prestó y que no le regresaron, hoy son sobre los que se pasean en cabalgatas jinetes de poca monta, que antes sólo conocían los caballos de feria. El problema es que no todos los jamelgos eran de Raúl Ruiz Díaz, quien deberá ver de dónde saca para pagarlos a sus verdaderos dueños.

La nota discordante de los negocios de Juan Manuel de Unanue (quien se escandalizó cuando luego de la toma de Palacio Legislativo por Morena supuestamente encontró abierto su cubículo y algunos expedientes desaparecidos) la dieron exalcaldes del sur de la entidad, quienes se han acercado a Sergio Vázquez Jiménez para denunciar que, por no pagar ese 30 por ciento exigido por los panistas, siguen con presunción de daño patrimonial; en estos “meses de Hidalgo”, de ese tamaño fue la cuota exigida por los diputados panistas a través de sus operadores para limpiar expedientes. Sergio Vázquez no miente. El auditor general del estado tampoco.

Pero, ¡aguas!, que quieren seguir con el negocio. El diputado Omar Miranda Romero, por ejemplo, ha adelantado que la bancada panista buscará presidir nada menos que las comisiones de Vigilancia, Hacienda del Estado y Seguridad Pública en el Congreso. Quieren tener en su poder la escoba, el recogedor, el trapeador y el limpiador multiusos para limpiar vómitos negros, derramamientos de recursos públicos, desvíos de papeles de valor… y sus propios nombres.

Las benditas redes sociales

“Ante polémica por intento de impedir cobro de comisiones a bancos, es relevante lo dicho por John Womack tras victoria de AMLO: “la transformación verdadera implica cambios y el primero, el más difícil, es recuperar el control de las finanzas y de la balanza de pagos del país…””. Dolia Estevez @DoliaEstevez

Yunes, Premio Nacional de Cuento

Por lo bajo, cuidando que nadie más se dé cuenta, muchos periodistas y personas ligadas al próximo gobierno manifiestan su preocupación por lo que pueda estar planeando el gobierno de Miguel Ángel Yunes Linares para vengar la derrota del hijo, antes de salir el próximo 30 de noviembre, dentro de 18 días, del gobierno estatal.

Primero ocurrió, el miércoles 7, el asesinato del hijo del periodista porteño Cecilio Baltazar Miranda, a manos de elementos de la Secretaría de Seguridad Pública que, se supone, ya purgan una condena preventiva de dos años de prisión, en lo que se realizan las investigaciones, porque la versión de que el homicidio ocurrió tras haber repelido el ataque con arma de fuego por parte del joven, tras un asalto a un comercio sobre la avenida Rafael Cuervo, se ha caído estrepitosamente: tanto en las fotografías del joven abatido como en un video que circula en redes cuando es atendido por dos elementos de la Cruz Roja, por ningún lado aparece arma de fuego alguna.

Pese a ello, el experto narrador de historias peregrinas dijo este domingo que el joven estuvo involucrado en un hecho delictivo y se presume como parte de la delincuencia organizada, liberando de acusaciones a los policías que le dieron muerte. Aunque la investigación está en curso, Yunes ya dictó sentencia y añadió: “En el caso del periodista, aquí los ciudadanos, cualquiera, sea hijo de periodista o sea hijo del señor de la esquina, tiene las mismas responsabilidades ante la ley”. El problema de cualquier ciudadano es caer como protagonista de sus historias.

Al día siguiente, el jueves 8 por la mañana, caía asesinada a balazos la joven Valeria Marian Cruz Medel, de 22 años, hija de la diputada federal por Morena, Carmen Medel Palma, mientras realizaba ejercicios en un gimnasio ubicado en el centro de Ciudad Mendoza. A diferencia del homicidio del hijo del colega periodista, el caso obtuvo de inmediato la atención nacional, por las imágenes desgarradoras de su madre al momento de ser informada por celular del funesto hecho, durante la sesión de la Cámara de Diputados en la Ciudad de México.

Ni en el caso del hijo del periodista ni en el de la joven cuya vida fue segada con particular violencia, ha visto el gobernador Yunes Linares más motivaciones que la confusión de los homicidas: en el primer caso, los policías al mando del titular de la SSP, Jaime Téllez Marié, presuntamente lo habrían confundido con un ladrón que huía y disparaba (lo que ha sido negado por las evidencias); en el segundo, el asesino solitario habría ido en pos de otra mujer, pareja de un jefe de plaza del crimen organizado, según la febril imaginación de nuestro góber.

Y es que el choleño, de no ser porque su narrativa no ha rebasado el ámbito de la oralidad, ya tendría bien ganado el premio nacional de cuento, cuando no, un reconocimiento por ser el autor de un intrincado guion de alguna película encuadrada en el cine negro o de detectives.

A las 17:22 horas del jueves pasado, cuando no habían pasado ni ocho horas del homicidio, la oficina de comunicación del gobernador Miguel Ángel Yunes Linares envió a los medios un comunicado en que aseguraba que la Fiscalía tenía ya varias líneas de investigación y, lo más sorprendente, “un retrato hablado del autor material del asesinato, mismo que se dará a conocer en el momento oportuno”, y anunciaba para la noche una conferencia de prensa, ofrecida en la Sala de Banderas de Palacio de Gobierno a las 22:00 horas.

La historia que resultó inverosímil

¿Qué ocurrió unas 12 o 14 horas después del homicidio? La versión más inverosímil con que Yunes quiso atajar posibles implicaciones políticas del crimen. Luego de calificar el 8 de noviembre como “un día triste para Veracruz” porque “fue arteramente asesinada una joven universitaria limpia, dedicada al estudio y al deporte”, aseguró que a las 4 de la tarde con 12 minutos, “recibimos en el C4 una denuncia ciudadana anónima, que nos permitió saber que los autores del crimen se trasladaban en una camioneta Mazda, modelo CX-5, año 2015, de color gris, placas YCR-233-A”.

Dijo que ese dato fue relevante en la investigación junto con lo que ya había recolectado la Fiscalía Regional en Ciudad Mendoza, lo que les permitió elaborar el retrato hablado del presunto autor material. Para mejorar el panorama, dijo que pudieron detener a dos individuos en posesión de armas de fuego y chalecos tácticos: “ellos proporcionaron información relevante para poder identificar plenamente al autor material: un delincuente conocido por el apodo de ‘El Richy’”, que habrían de localizar a las nueve de la noche, dentro de la camioneta denunciada al C4, pero asesinado con arma de fuego.

Hasta aquí dejamos el relato del autor. Para esa hora, el periodista potosino, columnista de La Jornada, ya había publicado en su cuenta de Twitter (@julio astillero) el llamado de auxilio que dos personas habían publicado en redes sociales: “En Facebook, Francisco Javier Arana y Nadia González de Neri publicaron hace horas: “ES MI HERMANO LO TIENE SECUESTRADO FUERZA CIVIL, Y NADIE QUIERE DAR INFORMACIÓN DE EL” y “Se lo llevaron los de la Fuerza Civil”. Tiene parecido con presunto asesino d estudiante d #Veracruz”.

Por la noche, quien aparece en las fotos de la publicación en redes sociales como levantado por la Fuerza Civil fueron presentadas por el gobernador, junto con otras en que aparece ladeado sobre el asiento del copiloto, ensangrentado y muerto.

Y para concluir la rauda investigación ministerial, Yunes dijo en su conferencia de prensa: “Todos los datos y testimonios indican que la joven Valeria Marian Cruz Medel fue confundida con una mujer vinculada con uno de los cabecillas de un grupo de delincuentes organizados que opera en la zona”.

La mujer, según nuestro autor, tiene un gran parecido físico con la asesinada, y acudía al mismo gimnasio en que ocurrieron los hechos: “Presumiblemente, la mujer habría estado en el lugar del crimen o un poco antes”.

Una fotografía de dicha mujer publicada por el diario Milenio, sin embargo, pone en entredicho el gran parecido físico. Hay versiones de que el homicida le gritó el nombre a la joven para cerciorarse de que era ella antes de asesinarla.

La mujer con la que supuestamente confundieron a Valeria.

Las preguntas se agolpan: ¿por qué circuló en redes sociales que el Richy había sido detenido por Fuerza Civil y luego apareció acribillado?, ¿quiénes son las dos personas aprehendidas que dieron datos para el supuesto esclarecimiento del caso y en calidad de qué estarían en manos de la justicia?, ¿por qué surgieron rumores en el sentido de había cuatro decapitados en Ciudad Mendoza vinculados con el crimen?, ¿a qué se deberá que en diversas mantas colocadas en varios municipios de Veracruz, el cártel Jalisco Nueva Generación acusa a Yunes de ser el responsable del asesinato de la hija de la diputada federal Carmen Medel, cuando el viernes 9 el gobernador había declarado en entrevista de radio que el asesinato de la joven había sido perpetrado por el Cartel Jalisco Nueva Generación, por una confusión, y que esta organización se había atribuido el asesinato?

Este domingo, Yunes confirmó la tesis de que la joven Valeria fue confundida con una integrante de la delincuencia organizada por “El Richy”, a quien pruebas forenses señalan como el autor material del crimen, y anunció que se detuvo a cinco sujetos posiblemente relacionados con este homicidio y que se mantiene sin identificar en el Servicio Médico Forense de Orizaba a un cómplice (conocido como “El Bird”) que acompañaba al homicida a las afueras del gimnasio y quien también fue hallado muerto horas después del crimen.

¿Qué dice el cártel culpado por Yunes de asesinar a la joven?

Este domingo, en el norte del estado el Cártel de Jalisco Nueva Generación (CJNG) se deslindó del asesinato de Valeria y responsabilizó directamente a la policía de Veracruz de haber cometido un asesinato político por órdenes del gobernador Miguel Ángel Yunes Linares, mediante lonas instaladas durante la madrugada, en las que culpó directamente al gobierno de Yunes, así como a la Fiscalía General del Estado, de posteriormente haber levantado y realizado una ejecución extra judicial de ‘El Richy’, y le advirtió que tienen los videos que lo comprueban.

Las mantas del Cártel de Jalisco Nueva Generación, aparecieron en diferentes municipios del norte del estado de Veracruz, considerados bajo dominio del Cártel del Golfo.

Al filo de las 4:30 de la madrugada del domingo, elementos de la Fuerza Civil se movilizaron rápidamente tras el reporte de mantas del Cártel de Jalisco Nueva Generación (CJNG) en ciudades como Poza Rica, Tihuatlán y Coatzintla, a donde llegaron de manera inmediata para quitarlas, y así tratar de evitar que la noticia se conociera a través de las denominadas redes sociales.

Con ello, desmintieron haber asesinado a la hija de la diputada federal morenista y, también, de haber ejecutado al supuesto asesino material.

 

Comentarios: belin.alvaro@nullgmail.com | www.alvarobelin.com | Twitter:  AlvaroBelinA | Facebook | Google+ | Linkedin | Instagram