Mientras el exfiscal Jorge Winckler Ortiz se resguarda junto con su familia porque alude que ha sido despojado de la seguridad a que legalmente tiene derecho, en las oficinas que estaban bajo su feudo quienes quedaron empiezan a testimoniar una serie de actos cometidos por el oaxaqueño que lindan con la delincuencia, lo que puede resultarle en alguna sólida denuncia que lo lleve a tribunales.

Las diferentes determinaciones de dos jueces federales dibujan lo que a nivel social se debate en torno a la salida “temporal” del abogado familiar de Miguel Ángel Yunes Linares: una exige explicaciones al Congreso local sobre su decisión y las bases jurídicas que llevaron a su Diputación Permanente a decretar la separación temporal del Fiscal, y la otra le niega al exfuncionario la protección de la justicia federal que reclamaba contra la decisión del Poder Legislativo local.

El debate ha despertado a los veracruzanos, miles de los cuales han omitido el silencio y se han pronunciado a favor de la medida y el rechazo al empleado sembrado por el exgobernador; otros han aceptado que la decisión fue la indicada pero que, para ello, se infringieron diversos ordenamientos jurídicos; más allá están quienes aceptando que era necesaria la salida de Winckler acusan de un autoritarismo preocupante y una afectación contra los órganos autónomos al gobierno estatal de Morena e, incluso, al gobierno federal, y por último, quienes rechazan tajantemente la decisión y exigen (con grandilocuencia y lenguaje florido, inclusive) que se eche para atrás y se restituya en el puesto a quien todavía le restaban seis años en el cargo.

Por lo pronto, además de la bendición dada a la medida por el presidente Andrés Manuel López Obrador en su mañanera del miércoles,  este jueves el titular de la Secretaría de Seguridad y Protección Ciudadana federal, Alfonso Durazo, dijo en la Ciudad de México que si prosperó la remoción del fiscal Jorge Winckler fue porque había deficiencias señaladas por el Gobierno del Estado y afirmo que la nueva Fiscal encargada de Veracruz, Verónica Hernández, debe favorecer una colaboración eficaz con las autoridades estatales y federales.

“Para nosotros, lo más importante es que la colaboración de la Fiscalía con las autoridades estatales y federales, en un marco de respeto a su autonomía, sea eficaz porque una cosa es la autonomía y otra cosa es la falta de colaboración entre instancias responsables de garantizar la paz y la tranquilidad de los mexicanos”, planteó luego de reunirse en privado con senadores de Morena. Y concluyó: “Respetamos esa decisión y esperamos que la nueva Fiscal tenga un trabajo eficaz y de colaboración con todas las autoridades para lograr entre todos mejores resultados”.

En política, el muerto al día siguiente apesta

Por eso, aunque quitarle la protección de elementos policiacos fue una medida a todas luces autoritaria, no importa que el gobernador Cuitláhuac García Jiménez la justifique aduciendo que el que nada debe nada teme, el resguardo que el exfiscal Winckler se ha impuesto junto con su familia ya muchos lo interpretan como una forma de ir acercándose a alguna frontera, cuando no ya trasladándose a algún país que no haya firmado con México un acuerdo de extradición, por aquello de que pueden seguirle algunas causas penales por innumerables omisiones en su quehacer dentro de la impartición de justicia, o por las acusaciones por tortura formuladas por aquellos exfuncionarios duartistas que fueron llevados al penal de Pacho Viejo.

Por lo pronto, Javier Duarte de Ochoa sigue presente en la cabeza de los yunistas: no solo lo utilizaron para destruir prácticamente a todos los dirigentes priistas, muchos de cuyos militantes que trabajaron en el duartismo fueron llevados a Pacho Viejo aunque el delito que se les imputaba no exigía prisión preventiva. Ahora lo están pretendiendo usar para acusar al gobierno de Cuitláhuac García de haber removido al fiscal justo cuando debían aportar pruebas y alegatos para sustentar la débil acusación formulada por la fiscalía yunista.

Mientras eso sucede, ahora que Jorge Winckler fue separado del cargo como Fiscal General del Estado, sus antaño incondicionales por voluntad propia comienzan a presentar su renuncia, lo que podría considerarse a primera vista como un acto de congruencia y lealtad, si no fuera porque ya en cortito están ofreciendo datos sobre vínculos y complicidades del ex fiscal con grupos delincuenciales.

Un claro ejemplo es Jorge Arturo Rodríguez Pucheta, quien hasta hace unos días se desempeñaba como Director General de la Policía Ministerial y cuya renuncia con carácter de irrevocable presentó este miércoles 4 de septiembre mediante un oficio, en el que por cierto omite el nombre de la encargada de despacho de la FGE, Verónica Hernández Giadáns.

No dudamos que conforme pasen los días se vaya desgranando la mazorca, y lo interesante será ver quiénes de los que en su momento se decían “incondicionales” de Jorge Winckler se acercan a las filas del gobierno morenista para tratar de sacar raja de todo lo que sepan en torno a los nexos de su exjefe con la delincuencia.

Las benditas redes sociales

Van contra el anterior ayuntamiento de Papantla por daño patrimonial

Aunque está en proceso de cambio de Auditor General, en el Órgano de Fiscalización Superior (Orfis) su aún vigente auditor ordenó presentar este 4 de septiembre una denuncia ante la Fiscalía General del Estado (FGE) contra quien o quienes resulten responsables por el presunto daño patrimonial por más 1 millón 276 mil pesos detectado en el Ayuntamiento de Papantla por parte de exservidores públicos.

Dicha denuncia se desprende del proceso de investigación que dio como resultado la falta de solventación de las observaciones contenidas del Informe Individual de la Fiscalización Superior de la cuenta pública 2017, la misma que aparentemente negoció el diputado panista Juan Manuel de Unanúe, quien era presidente de la Comisión de Vigilancia en la anterior Legislatura.

Marcos Romero Sánchez

El ente fiscalizador decretó que durante la revisión de la cuenta pública 2017, el Ayuntamiento de Papantla no logró justificar el gasto de Erogaciones por servicios profesionales (sin contrato, ni evidencia) por un monto de 696 mil pesos, así como traspasos de recursos de FORTASEG al fondo de Recursos Fiscales y que no fueron aplicados en obras y/o acciones autorizadas, por la cantidad de 138 mil 575 pesos.

Del mismo modo, no se pudieron comprobar erogaciones por obras realizadas en el municipio por 181 mil 947 pesos, además del inflado costo en materiales y construcción del mejoramiento del Parque en la localidad de Pueblillo que asciende a más de 106 mil pesos, y la falta de bacheo y/o costos excesivos de la zona B de la cabecera municipal por un total de 153 mil 957 pesos.

Cabe destacar que durante dicho ejercicio fiscal estuvo al frente del Ayuntamiento Marcos Romero Sánchez, amigo cercano y mano derecha del exsecretario de Gobierno de Miguel Ángel Yunes Linares, el perredista Rogelio Franco Castán. Actualmente, Romero Sánchez se desempeña como Coordinación de Afiliación Estatal del Partido de la Revolución Democrática (PRD).

Paradójicamente, hoy en día, el municipio se encuentra gobernado por Mariano Romero González, sobrino el exalcalde implicado en la investigación en este presunto desvío de recursos, por lo que resulta significativo esperar los resultados de la cuenta pública 2018.

El dengue y el merequetengue que se trae el secretario de Salud

Entre los municipios con el mayor número de casos de dengue no solo destacan demarcaciones cercanas a la costa o que sufren los efectos del calor abrasivo, como Martínez de la Torre, Córdoba, Orizaba, Veracruz y Boca del Río, sino también otros, en particular, la capital del estado, Xalapa y el vecino municipio de Coatepec.

Este jueves en Boca del Río, durante la Primera Sesión Extraordinaria del Consejo Estatal de Salud, el gobernador Cuitláhuac García Jiménez instruyó a la Secretaría de Salud para que lleve a cabo, del 9 al 14 de septiembre, una importante campaña contra el dengue y el vector que lo ocasiona.

El mandatario solicitó especial atención en los municipios de Ozuluama, Tempoal, Tuxpan, Tantoyuca, Martínez de la Torre, Xalapa, Coatepec, Córdoba, Orizaba, Boca del Río, Veracruz, Cosamaloapan, Lerdo de Tejada y Coatzacoalcos, por ser zonas propensas a la proliferación del mosquito transmisor.

Roberto Ramos Alor

Lo cierto es que el titular de la Secretaría de Salud, Roberto Ramos Alor, ha mostrado una verdadera incapacidad para responder a una enfermedad que ha crecido en el número de infectados en Veracruz, lo que genera más gastos y peligro de escalar y convertirse en un problema generalizado.

Si usted acude a los hospitales de Xalapa, incluido los espacios de atención médica del IMSS, se podrá dar cuenta de que sus salas de espera ahora parecen las salas de espera de terminales de autobuses en el mero inicio de periodo vacacional de Semana Santa; no hay siquiera asientos suficientes para las largas esperas para consultar con el médico. No es posible que este tipo de enfermedades cuya proliferación se da justo en el verano de todos los años no haya sido previsto por el nuevo gobierno, aunque es de esperarse cuando vemos los graves problemas de abasto de medicinas que padece todo el sistema nacional de salud.

Comentarios: belin.alvaro@nullgmail.com | http://formato7.com/author/abelin/

Le recomendamos leer también:

HORA LIBRE | Los huérfanos de Jorge Winckler