Con el anuncio sobre la participación de 5 mil elementos policiacos para ‘garantizar’ la seguridad en los comicios del domingo 4 de junio, los partidos políticos se sienten más inseguros, dada la participación de la fuerza pública en la represión de las protestas preelectorales. La noche del lunes, militantes del PRI rodearon las oficinas locales del OPLE en el Puerto de Veracruz para evitar que, con el pretexto de reparar un error en las boletas impresas (donde el nombre del candidato del PT, Luis Fernando Ruz Bravo, aparece como Ruiz), se utilicen las boletas desechadas para beneficiar al candidato oficialista Fernando Yunes Márquez. Los priistas fueron desalojados violentamente por elementos policiacos, varios de ellos vestidos de civil. En la refriega, los valientes policías descalabraron a tres mujeres y a una jovencita, Margaret Rascón, a quien le fracturaron la mano y el brazo, además de salir con golpes en la cabeza. Los policías patearon a muchas mujeres cuando estaban en el suelo.