Coatzacoalcos, Ver.- Durante un careo en el Juzgado Primero de Primera instancia de Coatzacoalcos, Agní García Albuerme, presunto autor intelectual del secuestro y homicidio de la menor Columba Campillo González, quitó el señalamiento de ser la autora intelectual a Ileana Mortera Trole, delito por el cual ambos llevan presos más de un año en el penal de Coatzacoalcos.

Agní García Albuerme e Ileana Mortera Trolle se carearon la tarde del jueves y el detenido afirmó que se tuvo que inculpar porque “fui torturado” por el personal de la Fiscalía general.

Durante los cuestionamientos, efectuados delante de la secretaria y la escribiente de dicho juzgado, García Albuerme expresó que “Ileana Mortera es inocente, yo la tuve que incriminar porque los policías, las autoridades veracruzanas, me obligaron a hacerlo mediante la tortura”.

“¿Por qué me estás señalando de algo que yo no hice, llevo un año metida en este penal por un delito que yo no cometí, contéstame?, reclamó Ileana Mortera al tener uso de la voz.

En base a los dichos de hoy, que ya quedaron integrados al expediente de la causa penal 112/2015, el coacusado respondió:

“Por qué esas fueron las indicaciones de las personas que me electrocutaron y amenazaron que si no te involucraba, en ese delito, te matarían, y violarían delante de mí por lo que accedí a esas indicaciones”.

Ileana Mortera:

“¿Dices que tú la levantas, qué tú decidiste hacerlo con los otros después de que el primer tiro se les cayó, que a ella la vieron caminar por el bulevar, y por eso la levantan, en qué momento te digo yo que la elijas, qué tengo que ver yo aquí?”.

Agní García Albuerme:

“Las autoridades al momento de amenazarme, me hicieron la declaración, y que tenías que ser la autora intelectual del delito de Columba Campillo”.

Ileana Mortera:

“¿Yo sólo quiero saber por qué me estás acusando de algo que hoy no hice?”

Agní García Albuerme:

“Te digo, no tuve elección, fui amenazado por las autoridades, amenazaban con dañarte, ni tú ni yo tenemos que ver en este delito. Incluso, lo declaré en la ampliación, lo que dije no tiene fundamentos ni bases”.

Aunque en el comunicado de los hechos de la Fiscalía, y en la rueda de prensa del Fiscal, Luis Ángel Bravo Contreras siempre dijo que Agní García Albuerme “en su declaración, ante el Ministerio Público, reconoció en presencia de su abogado defensor, su participación activa en el secuestro”, éste hoy reiteró que en su declaración hay muchas inconsistencias, y se realizó sin abogado de oficio que le asistiera.

Explicó ante la Secretaria que le pusieron una bolsa de plástico en la cabeza para cortarle la respiración, y le pegaron constantemente en el abdomen colocándole una manta para evitar las cicatrices.

Dijo que en el expediente lo hacen firman que él mató a la menor Columba Campillo inyectando un fármaco, mismo que las autoridades sustrajeron de su domicilio el día que fue detenido, sin orden de aprehensión, en el estado de Puebla.

“Esas medicinas las sacaron de mi casa, allí las tenía en mi domicilio,por que soy enfermero, y ahora las quieren usar en mi contra”, explicó tras la rejilla de prácticas a los reporteros asistentes a la diligencia.

Además, otra de las incongruencias dista en la declaración sobre la hora en que presuntamente se comunicó con Ileana Mortera Trole el nueve de mayo de 2015, supuestamente después de haber dado muerte a la menor.

En el escrito que lo obligaron a firmar -sostuvo- se advierte que llamó a Ileana Mortera  las 11:00 AM del ocho de mayo, que le contestó y sostuvieron un breve diálogo; sin embargo, ese día, a esa hora, Ileana Mortera ya había sido detenida en Puebla con el apoyo de autoridades de ese estado, que además golpearon a su hija, menor de edad, y la privaron de su libertad sin una orden de aprehensión ni presentación, sólo con mentiras, pensando ella que se trataba de un secuestro.

En el expediente, la Fiscalía no ha integrado más pruebas al caso; ni si quiera se cuenta con la sabana de llamadas en donde se comprueba que los números empleados para pedir las sumas de dinero a la familia de la menor, son los que portaban los detenidos y que están en el proceso.

En una diligencia en Coatzacoalcos, también en juzgados, la madre de la menor asesinada, Paloma González, reiteró que Ileana Mortera Trolle es la misma persona que buscaba a su hija cuando ésta salía a correr en el Malecón de Boca del Río, aunque tampoco hasta el momento ha aportado prueba documental, vídeos o material, con los cual se respalden dichos, y sea una prueba sólida.

En cambio, la defensa de Mortera Trolle ya ha presentado pruebas de que durante los días cercanos al secuestro, ella se encontraba convaleciente de una cirugía, por lo cual estaba impedida para practicar deporte.

Los familiares de Ileana Mortera indicaron, después del careo, que la Fiscalía veracruzana insiste en tenerla detenida en el penal de Coatzacoalcos, y bajo toda clase de abusos a sus derechos humanos, ante la incompetencia de la Fiscalía para encontrar a los verdaderos responsables.

 

 

 

Avc