El alcalde de Xalapa, Américo Zúñiga Martínez reconoció que para supervisar la obligación de suspender la venta de alcohol a las dos de la mañana, como se plantea en la iniciativa que remitió el gobernador Javier Duarte al Congreso local, el reto será contar con el número de supervisores que estén atentos a que bares, cantinas, y establecimientos donde se expende alcohol, cumplan con la disposición.

Dijo que para garantizar la correcta aplicación a la norma, el ayuntamiento tendrá que firmar convenios de colaboración con la SSP y la secretaria de salud, para que se les apoye en esa responsabilidad “, sin embargo, destacó que eso les podría generar alguna dificulta, “eso va a ser difícil”

AVC/Isabel Ortega