PARIS.— El periodista y escritor galo Jean Lacouture, conocido por sus biografías de personalidades políticas del siglo XX, pero también por sus posiciones izquierdistas y anticolonialistas, murió a los 94 años en Francia.

El fallecimiento se produjo ayer, según señalaron fuentes de su familia al diario Le Monde, uno de los medios para los que más años estuvo trabajando, junto a Le Nouvel Observateur.

Lacouture nació en Burdeos el 9 de junio de 1921, en una familia acomodada y conservadora (su padre era un cirujano reputado y su madre católica practicante) y estudió Ciencias Políticas en París durante la primera parte de la Segunda Guerra Mundial.

Fue en la parte final de la contienda, en abril de 1944, cuando se integró en la resistencia a los nazis que ocupaban Francia.

En ese contexto se convirtió en el responsable de prensa del general Leclerc, uno de los grandes héroes militares de la conquista de Francia.

En ese tipo de labores trabajó dos años en Indochina hasta 1947, y luego otros dos hasta 1949 en Marruecos, donde conoció a la que sería su mujer, Simonne Miollan, periodista de la agencia France Presse y militante del sindicato comunista CGT.

De vuelta a París comenzó su carrera en medios primero en el periódico Combat, de ideología izquierdista, y desde 1951 en Le Monde.

En el vespertino, con su trabajo sobre las colonias francesas, se hizo un nombre, editorialista y reportero para Le Nouvel Observateur, dirigido por su amigo Jean Daniel.

En uno y otro se ocupaba de los grandes temas de la actualidad internacional y de temas culturales y deportivos: sus tres grandes pasiones eran la ópera, el rugby y los toros.

Desde los 60, a su actividad de periodista sumó la de editor, profesor y escritor.

Escribió biografías de Léon Blum, François Mauriac, André Malraux, Hô Chi Minh, Mendès France, Jean-François Champollion y, sobre todo, De Gaulle. Esta última, publicada en tres volúmenes de 1984 a 1986, fue la que tuvo más proyección.

El presidente francés, François Hollande, que envió su pésame a los familiares y allegados, dijo que Lacouture “era un hombre apasionado, independiente y valiente que escribió la Historia de Francia al tiempo en que se hacía”.

Hollande hizo notar que el periodista “sabía también reconocer sus errores, prueba de su gran honestidad intelectual”.

Con información de Excelsior