Coatzacoalcos, Ver.- Un grupo de trabajadores de Petróleos Mexicanos (Pemex) exigieron la restitución de mil 200 plazas ocupadas desde el 2013 por empleados de empresas subcontratadas por Mexichem para operar y dar mantenimiento a la planta Clorados III en el complejo petroquímico Pajaritos.

Los petroleros, quienes afirman se quedaron “a la deriva” tras el siniestro ocurrido hace tres semanas, aseguraron que cuentan con la mano de obra especializada que se necesita para operar en forma adecuada las instalaciones de las que Mexichem tiene el 58.4 de las acciones.

“Queremos que se restituya la fuente de trabajo y regresen los mil 200 a la planta Clorados III. Sabemos nosotros que tenemos la mano de obra porque desde del obrero, el barrendero hasta el superintendente que se ha criado en el complejo, ésta ha sido mano de obra calificada y de alta especialidad como lo marca el convenio”, dijo Bernabé López de los Ángeles.

En entrevista, recordó que hace tres años Pemex y Mexichem firmaron un convenio que implicó el cierre de mil 200 plazas en el complejo Pajaritos para dar paso a la entrada de la iniciativa privada siempre y cuando fueran contratados trabajadores especialistas en el mantenimiento y operación de la planta Clorados III.

Sin embargo, López de los Ángeles señaló que los trabajos que desde entonces han realizado las empresas contratistas no son de calidad y prueba de ello fue la explosión registrada hace tres semanas.

A consecuencia de lo anterior, el petrolero pidió la intervención del sindicato para que los mil 200 trabajadores regresen al complejo petroquímico Pajaritos.

“Lo que busco es que mis compañeros tengan fuente de trabajo y contratación, es nuestra petición, se va a hacer primero de una manera legal al compañero Ramón Hernández Toledo, estamos buscando que él nos respalde en estos momentos difíciles ante las autoridades y se respete el convenio que se firmó y se llegue a un acuerdo, se le va a meter un punto de acuerdo al sindicato”, agregó.

Los petroleros denunciaron que a raíz de la explosión se quedaron “a la deriva” y ahora temen ser desplazados, pues fueron enviados a la entrada del complejo petroquímico Cangrejera donde diariamente esperan bajo el sol el pase de lista así como  información sobre su futuro laboral, ya que llevan tres semanas sin trabajar y muchos de ellos no cobraron la última quincena.

“No tenemos agua, no tenemos sanitarios, no hay un lugar digno, nos hacen venir aquí para firmar una lista nada más de asistencia y no sabemos. Tenemos que cumplir, haga de cuenta que estamos trabajando, pero es lo que queremos saber cuándo vamos a reiniciar nuestras labores, cuando vamos a regresar al complejo y no tenemos respuesta de nadie”, dijo Federico Corzo Ramírez, trabajador sindicalizado de la sección 11.

 

 

 

 

 

Armando Ramos/AVCNoticias