Donald Trump, candidato republicano a la presidencia de Estados Unidos, regresó a su discurso sobre la construcción de un muro en la frontera con México, esto a 18 días de la elección.

Sin embargo, el magnate cambió un poco la idea de que México pagaría la obra y no sabría ni cómo; ahora dijo que su gobierno, de llegar a la presidencia, pagaría por el muro, pero Méxito tendría que reembolsar el gasto.

El republicano explicó que durante su eventual gestión va a impulsar un ley contra la inmigración ilegal, además incluiría la aportación de fondos para la megaobra. “No se preocupen. Recuerden que he dicho que México pagará por el muro”, aseguró en Gettysburg, en el estado de Pensilvania.

Trump dio a conocer la agenda que tiene planeada para los primeros cien días de su presidencia si gana las elecciones el próximo 8 de noviembre, y en ella se encuentra la propuesta de ley.

El gobierno estadounidense pagaría la construcción del muro “con el completo entendimiento de que el país de México rembolsará a Estados Unidos por el costo total del muro, ¿ok?”, dijo.

Pero nuevamente no precisó cómo piensa lograr que el gobierno mexicano haga el reembolso.

Con información de Proceso