Veracruz, Ver.- Tras mencionar que su convicción siempre será a favor de la vida desde la concepción, la candidata del Partido del Trabajo, PT, a la gubernatura del Estado, Alba Leonila Méndez Herrera se pronunció en contra de cualquier intento para criminalizar a las mujeres que han decidido interrumpir su embarazo.

Como mujer, añadió, entiende el dolor, la incertidumbre y la desesperación de las mujeres que por las circunstancias que sean, han decidido abortar, por eso respeta la autodeterminación de cada persona y, ella no es nadie para juzgarlas o tratarlas como criminarles, “al contrario como gobierno debes de dar todo el apoyo psicológico y de salud para superar esta situación”.

Agregó: “Yo creo que ninguna mujer esta en contra de la vida, tampoco creo que una mujer se embaraza para abortar solo por puro gusto, mucho menos creo que los grupos de féminas estén en contra de la vida, solo ellas saben porque tomaron esa decisión, que estoy segura no fue fácil y dejará secuelas en su vida”.

Por eso mencionó que el gobierno, la sociedad y las instituciones en lugar de criminalizar deberían trabajar en conjunto para evitar que una mujer tenga como única solución interrumpir su embarazo.

La candidata a la gubernatura fue entrevistada sobre el tema durante un recorrido que realizó por la colonia Reserva Territorial I al poniente del Puerto de Veracruz acompañada por el candidato a diputado local, Héctor Eligio Rosas.

Ahí lamentó que el aborto sea tomado por los diputados y partidos políticos como un tema electorero y sólo se incruste en la agenda política cuando es época electoral.

Afirmó que el gobierno no debe ser juez en este tema, sino implementar acciones para que una mujer no tenga como única opción deshacerse del feto.

Como gobernadora, añadió, instalará albergues para apoyar a las mujeres, principalmente adolescentes, en donde se les dará toda la información y orientación sobre su embarazo, y en caso de que la decisión sea abortar, también tendrán apoyo, porque el Estado debe garantizar que no se vean afectadas psicológica y físicamente.

De igual manera se comprometió a erradicar los embarazos no deseados con políticas públicas de prevención e información entre adolescentes.