Los magistrados, senadores, diputados locales y federales, y los grupos feministas que defienden el aborto es porque alguien los está “maiceando” y hacen “negocios” con la mujer, señaló el obispo del puerto de Veracruz, Luis Felipe Gallardo Martín del Campo.

Indicó que aun cuando los magistrados federales pudieran mostrarse a favor de despenalizar el aborto, en el Congreso local son 50 diputados, los que votarán a favor de que se garantice la vida desde su concepción hasta la muerte.

“No lo pueden imponer, son poderes autónomos, los que hacen las leyes son los diputados, los senadores a nivel federal, no son los magistrados, ellos son cuatro, cinco, gentes, contra lo que deben de hacer los diputados que son representantes del pueblo, es como decía el Cardenal Sandoval, es que alguien los está maiceando, y eso es cierto, detrás de todo esto hay muchísimo dinero”, dijo.

El arzobispo del puerto de Veracruz, y el de  Xalapa, Hipólito Reyes Larios encabezaron La Marcha por la Vida que partió de la avenida Xalapa, hacía el palacio legislativo con el propósito de exigir a los diputados locales que penalicen el aborto.

Sobre la reforma al artículo 4to Constitucional para que se garantice la vida desde su concepción hasta la muerte, Martín del Campo mencionó que hay “intereses” de dinero detrás para que esta ley no prospere.

“A toda esta gente que está a favor del aborto les llega mucho dinero. Amparo Medina era abortista, trabajó en la ONU, ella estaba en los equipos de varios países que recibían dinero para hacer campañas del aborto, pero cuando se cuenta del negocio del aborto se arrepintió”, indicó.

Indicó que cuando una mujer comete un aborto, sufre un síndrome de tristeza y culpabilidad porque su cuerpo fue  creado para dar vida no para quitarla.

“Es puro cuento eso de que buscan un bien para la mujer, no, le están haciendo daño a la mujer, porque después del aborto hay un síndrome que lo sufre toda mujer, aunque esté consciente que ella decidió por su voluntad abortar, porque es parte de la naturaleza humana de la mujer”, dijo.

Finalmente comentó que han tratado acercarse a los grupos de mujeres que están a favor del aborto, para dialogar y explicarles que hacen un “mal”, sin embargo ellas se han negado.

 

 

 

 

 

Verónica Huerta