Medios estadounidenses enfatizan que estudiantes en varios estados faltaron a clases en solidaridad con sus compañeros inmigrantes, que corren peligro de ser deportados por las políticas migratorias de Trump

Este jueves estudiantes de varios ciudades de Estados Unidos no acudieron a clases en apoyo a las manifestación en torno a Un día sin Inmigrantes, además restaurantes, bares y otros negocios cerraron sus puertas en protesta por las políticas migratorias del presidente Donald Trump.

 

Medios estadounidense recalcan que estudiantes en varios estados de EU faltaron a clases en solidaridad con su compañeros inmigrantes que corren peligro con las redadas organizadas por el gobierno de Trump contra los indocumentados en ese país.
La profesora chilena, Lorena Burrows, colocó en su cuenta de Twittter una imagen de un salón de clases vacío con la frase «Un #diasininmigrantes en mi clase (sic)».
En el condado de Palm Beach los estudiantes faltaron a la escuela para demostrar el papel importante de los inmigrantes en Estados Unidos, incluso dentro de las aulas.
El diario Palm Beach Post señala que ese lugar cuenta con una alta población de inmigrantes, por lo que las escuelas se vieron afectadas por una gran ausencia de estudiantes.

Con información de El Universal