Veracruz, Ver.- Los pozos de agua potable de Residencial del Bosque y Torrentes podrían dejar de funcionar debido a que los terrenos serán rematados para pagar a ex trabajadores del Sistema de Agua y Saneamiento, informó José Alfredo Romero Posadas, representante legal de los ex trabajadores.

Señaló que el año pasado fueron despedidos algunos trabajadores y cuando presentaron la denuncia, el SAS entregó en garantía los terrenos donde se encuentran dichos pozos.

Dijo que los liquidadores del Sistema dejaron de negociar y pagar, por lo que las autoridades judiciales ordenaron que se rematen los terrenos para poder garantizar el pago, con lo que las colonias se quedarían sin el servicio de esos pozos.

“Afectaría en el sentido que probablemente las dos colinas residencial del Bosque los Torrentes dejaran de recibir el suministro de agua (..) tendrán que suspender el flujo del agua”, indicó.

Comentó que el remate se llevará a cabo el próximo 7 de diciembre y en caso de que no haya compradores se hará un segundo el 7 de enero.

Dijo que los pozos serán vendidos en 32 millones de pesos ante la falta de pago del SAS o sus liquidadores, por lo que podrán obtener los 25 millones de pesos que se debe a los trabajadores.

“Son dos terrenos que en su momento el SAS otorgó en garantía de pago en un expediente en el que celebramos convenio para cubrir un adeudo que tenía por prestaciones laborales a favor de 12 trabajadores, el SAS incumplió la obligación de pago a partir del 16 de mayo se quedó a la mitad del cumplimiento de sus obligaciones”, comentó.

Señaló que el Grupo MAS debería entregar los recursos ya que se trata de quien se quedó con la infraestructura para poder operar y por lo tanto el que tendría la obligación, sin embargo no lo ha hecho.

Ana Alicia Osorio/AVC Noticias