La muestra Las pieles del espacio, que permanecerá hasta el 22 de octubre en la Sala de Exposiciones Temporales del Museo de Antropología de Xalapa (MAX), refleja el pensamiento y postura del arquitecto Juan José Díaz Infante Núñez, expresó su hijo Juan José Díaz.

La exposición consta de 100 láminas en las que se observa una selección de edificios, así como fotografías, maquetas, un catálogo y audiovisual, que permiten a los visitantes tener un acercamiento al trabajo arquitectónico y artístico del autor.

En la inauguración de la exhibición, que permanecerá hasta el 22 de octubre, participaron la rectora de la Universidad Veracruzana (UV), Sara Ladrón de Guevara, Maura Ordóñez Valenzuela, directora del MAX; Gustavo Olivares Morales, director de la Galería Universitaria “Ramón Alva de la Canal”, y público en general.

Se exhibe una maqueta de la casa de plástico, que está en el Museo de Arte Moderno de la Ciudad de México.

Juan José Díaz hijo detalló que se muestran ejemplos sobre la arquitectura, así como de su postura como artista e inventor. “Hablar de él, es hablar del diseño industrial, eficiencia, cálculo de nuevas estructuras, sistemas de viviendas, límites industriales, velocidad de construcción, movimiento de gente, eficiencia y futuro”, expresó.

Asimismo, ofreció un recorrido y explicación sobre la exposición, donde dijo que la carrera de su padre empezó como diseñador industrial en la empresa DM Nacional; él diseñó la línea H de escritorios, al mismo tiempo desarrolló conceptos de casas habitación, conceptos modulares, nuevos materiales y sistemas de prefabricación.

“Su tesis básica era establecer la lógica del uso de plásticos como el material de construcción en México, al ser un país rico en petróleo pensó que se desarrollaría una industria petroquímica y, por ende, se tendría el material del futuro. La idea era aprovechar en todos los sentidos la riqueza de México para resolver los temas de la habitación.”

Se muestran láminas y fotografías de los edificios que construyó el arquitecto Díaz Infante.

Entre los edificios mostrados a través de fotografías están, la Torre Citibank, hoy Banamex; la Terminal de Autobuses de Pasajeros de Oriente (TAPO); el Club Pumas, el cual fue construido en una mina de asfalto y ahora es considerada una reserva ecológica, al contar con dos lagos y garzas; una muestra a escala de la famosa Casa de Plástico, misma que fue construida por diseñadores industriales, entre otras.

La exposición cierra con la emblemática “Kalikosmia” (kali, de la raíz náhuatl que significa casa, y cosmos, universo), un tipo de casa que él inventó, la cual le permitió generar patentes y experimentar con materiales prefabricados, con diseños y procesos industriales.

“Diseñó casas habitación hechas de materiales derivados del plástico, como la fibra de vidrio, hasta llegar a su casa de rotomoldeo, una vivienda que se podía construir con yodo en una hora, incluidos los muebles”, destacó.

Juan José Díaz ofreció un recorrido y explicación de la exposición dedicada al trabajo arquitectónico de su padre.

Al referirse al sismo ocurrido el pasado 19 de septiembre, comentó que es momento de ser inteligentes y saber que si se construye sobre una zona sísmica, los arquitectos deben ser muy serios con su profesión.

“Quiero tomar este momento como un acto de reflexión y convicción; no podemos escoger un terreno en medio de un lago y pensar que tomamos una decisión correcta, si estamos construyendo torpemente arriba de un lago.”

Finalmente, compartió que la exhibición es resultado de un trabajo de investigación realizado durante tres años, para elaborar una antología sobre el trabajo de su padre, que el público podrá apreciar hasta el 22 de octubre en la Sala de Exposiciones Temporales del MAX.