Coatepec, Ver.- Molesto y comiendo una torta en tres bocados, ingresó al reclusorio de Pacho Viejo el ex secretario de Seguridad Pública, Arturo Bermúdez Zurita, por el delito de enriquecimiento ilícito en su función pública del 2011 al mes de agosto en el 2016.

A las 11 horas con 45 minutos de este viernes 3 de febrero, el ex funcionario durante el sexenio priísta de Javier Duarte de Ochoa, conoció su detención de ocho meses en el reclusorio ubicado en una localidad del municipio de Coatepec, a 15 minutos de la ciudad capital.

La jueza de control del Juzgado Cuarto de Juicios Orales, Verónica Portilla Suazo, ordenó girar recomendaciones al director del reclusorio, para mantener por ocho meses al ex funcionario, pero en un área ajena a la de convivencia de la población detenida.

La recomendación se debe a una petición que exclamó Bermúdez, al argumentar que durante su último cargo público, detuvo a integrantes de la delincuencia organizada que actualmente siguen su proceso en el mismo penal que fue ingresado.

Para la medianoche, salió de la Cuarta Sala donde escuchó su resolución, escoltado por elementos ministeriales y sin emitir alguna palabra.

Bermúdez será investigado cinco meses de los ocho detenido, como parte de la investigación complementaria por ser sometido a delito de enriquecimiento ilícito durante su función de titular de la Secretaría de Seguridad Pública.

Es de mencionar que a las 10:45 de la mañana, el procesado fue notificado con una orden de aprensión al ser considerado por el Fiscal Decimosegundo especializado en Hechos de Corrupción y Cometidos por Servidores Públicos, como autor material de enriquecimiento ilícito bajo el oficio FGE/FESP/043/2017-XII-1 con fecha del 2 de febrero del año en curso.

Dicha orden quedó añadida a su carpeta de investigación por los delitos de abuso de autoridad y tráfico de influencias, delitos acusados desde el mes de noviembre del 2016.

 

 

 

 

Arantxa Arcos/AVC