A seis meses de la jornada electoral, los señalamientos hechos por los obispos católicos en abril pasado, sobre la escalada de violencia, el descubrimiento de desafíos y desvíos de fondos públicos que detuvieron servicios públicos, como el derecho a la salud y la educación, hoy son evidenciados y se hace necesaria la devolución de lo defraudado y el pago justo a quienes se les debe, señaló el vocero de la oficina de Comunicación Social de la Arquidiócesis de Xalapa, José Manuel Suazo Reyes.

En el museo del santo Rafael Guizar y Valencia, también llamado antiguo palacio episcopal, ofrecieron conferencia de prensa, el director del Departamento Jurídico Arquidiócesis de Xalapa, Erick Aguilar García; el Asesor Jurídico, Ricardo Murga Contreras; y el vocero de Comunicación Social, José Manuel Suazo Reyes.

Al hacer uso de la palabra, Suazo Reyes recordó que el 14 de diciembre del 2016, los obispos de Veracruz refrendaron su compromiso de promover la cultura democrática, que ayude a reconstruir el tejido social en la situación difícil que atraviesa Veracruz.

El vocero aclaró que cuando los obispos hablan sobre los distintos problemas sociales que afectan al pueblo, lo hacen desde una labor pastoral, nunca partidista, “no como políticos”.

Suazo Reyes refirió que en el proceso electoral  2015-2016, el Partido Revolucionario Institucional (PRI) mediante “artificios e interpretaciones sesgadas” impugnó los resultados desde el Tribunal Electoral de Veracruz, al acusar a los 11 obispos y tres sacerdotes católicos y un pastor evangélico, por supuestamente haber realizado “proselitismo político de manera sistemática y  deliberada”.

Además, refirió que el Tribunal Electoral del Poder Judicial de la Federación (TEPJF) de forma unánime, ratificó la elección de gobernador en Veracruz y se resolvieron los 15 juicios donde se declaró que los obispos, sacerdotes, y el pastor evangélico hicieron proselitismo a favor o en contra de algún partido político.

«El TEPJF no sólo revocó la sentencia del TEV, sino que reconoció la labor que hiciera la iglesia durante las elecciones», dijo Suazo Reyes.

Ante todo este panorama, los obispos y los sacerdotes, solidarios con nuestro pueblo no podemos dejar de hablar de las grandes necesidades de Veracruz, como lo pide la doctrina y lo facultan las leyes mexicanas, en el derecho a la libertad de expresión y en el mandato constitucional de propiciar y asegurar el respeto integral a los derechos humanos.

Esta postura es el sentir del arzobispo de Xalapa, Hipólito Reyes Larios; obispo de Coatzacoalcos, Rutilo Muñoz Zamora; obispo de Córdoba, Eduardo Porfirio Patiño Leal; obispo de Papantla, José Trinidad Zapata Ortíz; obispo de Orizaba, Eduardo Cervantes Merino; obispo del puerto de Veracruz,   Luis Felipe Gallardo Martín del Campo; arzobispo emérito de Xalapa, Sergio Obeso Rivera; obispo auxiliar de Xalapa, Rafael Palma Capetillo; obispo de Tuxpan, Juan Navarro Castellanos; obispo emérito de Papantla, Lorenzo Cárdenas Aregullín; obispo de San Andrés Tuxtla, Fidencio López Plaza.

 

 

 

 

 

 

 

Verónica Huerta