Cientificos descubrieron el pozo submarino más profundo del mundo en el Mar del Sur de China.

Es conocido por los locales como el “Agujero del Dragón” y tiene más de 300 metros de profundidad, según los investigadores que exploraron el lugar en el último año.

Científicos del Instituto de Investigación para la Protección del Coral de Sansha usaron un robot submarino con sensor de profundidad para poder determinar su tamaño.

Investigando encontraron más de 20 especies de peces en la parte superior del pozo, pero por debajo de los 100 metros, la vida es poco probable ya que está gran parte libre de oxígeno.

El agujero azul se encuentra en un arrecife de coral en las Islas Paracelso. Antes de este descubrimiento, se creía que el agujero azul Dea en las Bahamas era el más profundo.

El gobierno de la ciudad de Sansha, ha establecido medidas para proteger y estudiar este agujero azul en el mar del sur de China.

¿Qué son los agujeros azules?

Los agujeros azules son sumideros llenos de agua que se forman en las rocas carbonatadas como la caliza. Durante largos períodos de tiempo, la roca de carbonato se disuelve en el subsuelo para formar cuevas o cavidades.

Con el tiempo, el proceso de disolución provoca que la cueva se acerque a  la superficie de la Tierra, y si el techo de la cueva se derrumba, se forma un agujero azul o sumidero.

Algunos agujeros azules, como el Agujero del Dragón, se abren para el medio marino, mientras que otros están en el interior.

Todavía es un misterio el por qué los agujeros azules se forman donde lo hacen y qué factores influyen en su desarrollo. Según los científicos, las reacciones químicas en la interfase de agua salada y agua dulce puede crear ácidos débiles que corroen la piedra caliza y otros carbonatos. Como resultado, la subida y bajada de los niveles del mar pueden influir en cuándo y dónde se forman agujeros azules.

Con información de Batanga