En el caso de los policías municipales privados de su libertad ilegalmente y encontrados sin vida en el estado de Tabasco, está involucrada la delincuencia organizada y serán las autoridades de la Fiscalía General del Estado y la Procuraduría General de la República (PGR) los encargados de investigar señaló el secretario de Gobierno, Rogelio Franco Castán.

La semana anterior, tres hombres y una mujer policías municipales fueron obligados a bajar de la patrulla en que viajaban por la carretera estatal Las Choapas -Cuichapa, por sujetos armados.

Uno de los elementos fue localizado con vida más tarde porque se escapó de sus captores, pero su  salud se encuentra en estado de gravedad, por las heridas de bala que recibió.

Dos hombres y una mujer  policías fueron encontrados en la comunidad de Huimanguillo, en el estado de Tabasco, sin vida. Les cortaron la cabeza a cada uno.

Sobre este asunto, el secretario de Gobierno expresó “es obvio que ahí hubo un incidente vinculado a la delincuencia organizada y serán las autoridades quienes tendrán que investigar, por nuestra parte daremos las condiciones a la gente de Las Choapas para que se restablezca la calma y la seguridad”,

Informó que la secretaría de Seguridad Pública (SSP) a cargo de Jaime Téllez Marié se hará cargo de la vigilancia en ese municipio del sur de Veracruz.

En otro tema explicó que el presidente municipal de Tihuatlán solicitó a la secretaría de Gobierno que recibieran a una parte de los campesinos adheridos al grupo “Los 400 Pueblos, que se sienten desplazados del predio localizado en Chichicoaxtla” donde se desató un conflicto y hubo un par de heridos la semana anterior.

Franco Castán indicó que “hemos estado atendiendo a fin de que no haya más violencia y confrontación y buscaremos instalar una mesa de diálogo con los dos grupos de los 400 Pueblos, a fin de que se establezca la calma ahí”.

En esta mesa de diálogo, dijo el secretario de Gobierno, no se abordará el tema de la detención del líder de los 400 Pueblos, César del Ángel, encarcelado en el Centro de Readaptación Social (CERESO) Pacho Viejo, el pasado viernes.

“Este asunto no me compete, es de la Fiscalía General del Estado, que está en el Poder Judicial. No nada que ver este asunto que nació la semana pasada entre grupos, la detención de César del Ángel no tiene nada que ver”, expresó.

Agregó que a consecuencia del conflicto, una parte del grupo inconforme está alojado en el palacio municipal y otro en un auditorio municipal de Tihuatlán, mientras que sus familias están en el predio.

“Lo que estamos buscando es se vuelvan a instalar en el predio y que la calma y la paz privilegie y un acuerdo entre ellos, porque es un asunto del grupo que se dividió”, explicó.

 

 

 

 

 

Verónica Huerta