Las declaraciones de los obispos de Xalapa, Hipólito Reyes Larios y del puerto de Veracruz, Luis Felipe Gallardo Martín del Campo son “irrespetuosas, desacreditan a la mujer y promueven las confrontaciones entre ciudadanos”, señaló la integrante de Equifonía, Aracely González Saavedra.

Al entrevistarla sobre la opinión de Luis Felipe Gallardo Martín del Campo en el sentido de que las organizaciones feministas están “maiceadas” porque reciben dinero para promover el aborto, González Saavedra rechazó estas acusaciones.

Informó que las Organizaciones Civiles No Gubernamentales (ONG´s) cuentan con financiamiento para realizar diferentes iniciativas, porque es parte del derecho ciudadano de llevar a cabo política en beneficio de los demás.

Sin embargo, criticó la activista la actitud e información que da a conocer la iglesia católica con respecto a exigir a los legisladores locales que aprueben la modificación al artículo 4to Constitucional, a fin de penalizar el aborto.

“Es preocupante el grado de intolerancia y de ignorancia, Equifonía durante años ha hecho trabajo voluntario, aun cuando tuviéramos recursos internacionales cosa que no ha ocurrido, aun así estaríamos en nuestro derecho”, expuso.

Adelantó que diversas ONG´S ofrecerán una conferencia de prensa la próxima semana para dar a conocer las consecuencias que han tenido, luego de los ataques mediáticos propinadas por la iglesia católica.

“Que se dé a conocer las repercusiones de que estos señores estén atacándonos de este modo, con desacreditaciones, estén promoviendo la confrontación con la ciudadanía, esa es una actitud irresponsable, que se sienten con el poder de someter, engañar y desacreditar a las mujeres, qué sigue, eso le preguntamos a los obispos, prohibir el trabajo político de la ciudadanía”, dijo.

Expuso que a través de la historia se ha conocido como los jerarcas católicos intentan entrometerse en la vida política del Estado, aun cuando deben respetar las leyes, porque México debe ser laico.

“Después los sacerdotes nos van a prohibir a la escuela, es indignante como estos hombres han estado como jerarquías en contra de los avances y derechos de las mujeres, elevan su nivel de ataque hacia las mujeres y está teniendo consecuencias preocupantes de las que hablaremos”, indicó.

Finalmente, la defensora de los derechos de las mujeres indicó que es la iglesia  católica quien debería dar cuentas a la secretaría de Hacienda y Crédito Público (SHCP) gobiernos estatales y municipales sobre los montos de limosnas que recogen en cada misa celebrada.

“Acaso nosotros nos vamos a meter a fiscalizar a las iglesias, ellos tendrían que estar informando al estado y no lo hacen, nosotros tenemos todo en regla, cualquier persona que quiera acceder a información de los recursos que tenemos en Equifonía ahí están, no contamos con el dinero que este señor dice que tenemos, pero aun si contáramos con él, no le importa, eso es una intromisión, muy grave, decir que nuestros intereses son económicos, cuando hemos sido respetuosas de ellos”, finalizó.

 

 

 

 

Verónica Huerta