El diputado por el distrito de Pánuco, Rodrigo García Escalante, rechazó que la inseguridad haya rebasado al Gobierno del Estado, pero reconoció que hace falta reforzarla.

Entrevistado sobre los hechos violentos ocurridos en los últimos días como el asesinato de la fiscal regional de Pánuco, Yendi Torres Castellanos, frente a la Unidad Integral de Procuración de Justicia ocurrido este lunes, dijo que es lamentable que se registren estos casos, pero que las autoridades están trabajando para frenar la violencia.

«Conocí a la fiscal y era una persona profesional, voy a esperar a que pase un poco más de tiempo para poder hablar con el fiscal y ver en qué situación estamos y ver qué está pasando».

Cuestionado sobre la petición del dirigente estatal del Partido Revolucionario Institucional (PRI) para que el Gobierno federal designe a un comisionado de seguridad para la entidad, dijo que esta petición no es oportuna.

«Veracruz no tiene seis meses en esta situación, lamentablemente el hecho de ser un estado estratégico en el trasiego de drogas genera este tipo de situaciones».

El legislador panista negó que la delincuencia se le haya salido de control a las autoridades estatales, pues dijo que tanto la Secretaría de Seguridad Pública, como la Fiscalía General del Estado (FGE) e incluso el Poder Ejecutivo han hecho lo necesario por abatirla.

No obstante, consideró que se deben buscar y mejorar las estrategias para garantizar la seguridad de los ciudadanos, aunque dijo que la mayoría de los casos, como los cuerpos desmembrados que fueron arrojados frente a una Telesecundaria de Poza Rica, son parte de enfrentamientos entre bandas delincuenciales.

«Hay que enfrentarlo, buscar frenarlos porque hay daños, hay enfrentamientos, la mayoría de estos enfrentamientos son entre ellos».

El legislador consideró que a partir del próximo año se puedan ver mejores resultados en materia de seguridad, pues insistió en que se ha estado trabajando para ello.

Perla Sandoval/Avc