Poza Rica, Ver.- Entre  aplausos y lágrimas familiares, amigos y colegas despidieron a Manuel Torres González, reportero asesinado en Poza Rica, reiterando el reclamo a las autoridades para esclarecer el homicidio registrado el pasado sábado.

El cuerpo de Manuel Torres González fue trasladado al Monumento “A los caídos”, sobre el bulevar Adolfo Ruiz Cortines, en donde se le rindió un homenaje por parte de sus colegas a quienes constaba la actividad periodística que por más de diez años venía ejerciendo.

Manuel Torres sí era reportero y su trabajo fue reconocido por familiares, amigos y compañeros que con aplausos y lágrimas dieron el “último adiós” al hombre que dejó una viuda y dos hijos. Al terminó del homenaje el comisionado en la zona norte de la Comisión Estatal de Atención y Protección a Periodistas (CEAPP), Martin de Jesús García condenó el asesinato y resaltó que no había alguna antecedente ni solicitud de protección que haya realizado Manuel Torres.

“El llamado es enérgico a  las autoridades sobre la situación por la que está pasando Poza Rica, son muchas personas las que han muerto en los últimos días en la ciudad”, comentó en entrevista. Reiteró el apoyo que se ha brindado a la familia de Manuel Torres desde el momento en el que se tuvo conocimiento del asesinato del periodista el pasado sábado en la calle 2 de enero de la colonia Cazones.

Luego del homenaje el cuerpo fue trasladado a la capilla “Sagrado Corazón de Jesús” en donde el padre, Juan Jaime Suárez Silva dio palabras de consuelo a la viuda y pidió por el descanso de Manuel Torres.Hizo un llamado a los trabajadores de los medios de comunicación para mantenerse unidos, dejar de lado rivalidades y protagonismos que solamente perjudican más ante la complicada situación de inseguridad que prevalece en la zona.

Manuel Torres González fue sepultado en el panteón “Santísima Trinidad”, pero su recuerdo permanecerá en los corazones de sus seres queridos y su legado periodístico en el reconocimiento de sus colegas.

 

 

 

 

 

Misael Olmedo