La corrupción se ha robado la salud y atención de los enfermos, la escuela de los niños y jóvenes, el salario de los trabajadores y la pensión de los jubilados, externó el vocero de la Arquidiócesis de Xalapa, José Manuel Suazo Reyes.

A través del comunicado dominical, el prelado recordó que este domingo inicia el tercer domingo de adviento, donde se celebra la proximidad de la navidad y que contrasta con las condiciones del país y Veracruz.

“La corrupción destruye las condiciones humanas para que las personas podamos estar y vivir alegres. El corrupto, como insiste muchas veces el Papa Francisco, “ha llevado pan sucio a su casa”. Desgraciadamente este flagelo se volvió casi una cosa natural para muchos, al grado de constituirse en una práctica habitual en las transacciones comerciales y financieras”.

Suazo Reyes mencionó que la corrupción avanza en los sectores de la población, mismos que deben ser erradicados para el bienestar de la sociedad.

“En las contrataciones públicas, y en las negociaciones de algunos servidores públicos, como lo están mostrando algunas denuncias. Para devolver la alegría a nuestro Estado tenemos que desechar las prácticas corruptas de la vida”.

Sobre todo en el gobierno priista de Javier Duarte de Ochoa, quien es señalado por los delitos de enriquecimiento ilícito y vínculos con la delincuencia organizada, y buscado por la Procuraduría General de la República (PGR).

“La corrupción ciertamente no es un vicio exclusivo de la política; la corrupción tiene muchos cómplices y empieza muchas veces con cosas simples y pequeñas. Necesitamos educarnos en la honestidad”.

El vocero de la Arquidiócesis de Xalapa confió que con el nuevo gobierno la situación de corrupción disminuya o empiece a desaparecer para generar beneficios en la entidad lesionada por un mal sexenio priísta.

“Esta es una oportunidad de oro, cada uno debe hacer lo mejor de sí para alcanzar una mejor sociedad, un Estado con oportunidades y condiciones favorables para todos. Todo esto es una condición necesaria para que haya progreso, justicia y paz social”.

 

 

 

 

 

 

 

Arantxa Arcos/AVC Noticias