Poza Rica, Ver.- Luego de ser atacada con un disparo que la puso en riesgo de muerte la reportera Lucia López Castillo lucha por su vida, internada en una clínica particular, mientras familiares y amigos gestionan apoyos necesarios para la compra de medicamentos y pago de gastos hospitalarios.

Tras la agresión que sufrió la noche del domingo en su domicilio la reportera fue intervenida quirúrgicamente, sin embargo como en la mayoría de los periodistas veracruzanos no cuenta con servicio médico proporcionado por ninguna de las empresas para las que ha trabajado.

Los gastos médicos de cirugía ascienden a más de cincuenta mil pesos, mismos que fueron cubiertos con apoyo de gestiones realizadas a través de la CEAPP, sin embargo los gastos hospitalarios para su recuperación son muy elevados y la familia no cuenta con los mismos, por lo que se sigue en espera de recibir el apoyo necesario.

Amigos, colegas y familiares han absorbido algunos gastos de medicamentos y material de curación requeridos para la recuperación de Lucia López Castillo que se mantiene en el área de urgencias de la clínica particular a la que fue trasladada luego de que en el Hospital Regional de Poza Rica le negaron la atención bajo el argumento de que no contaban con médico cirujano en turno.

A las afueras de la clínica particular en la colonia Cazones una patrulla de la Fuerza Civil mantiene vigilancia, mientras que la familia conformada por cuatro hijos fue resguardada por los protocolos de seguridad necesarios.

Colegas exigen se investigue a fondo el hecho que presumen fue un intento de asalto pero tampoco se descarta la posibilidad de un atentado directo por la labor periodística que ha desempeñado Lucia López.

Durante la noche del domingo la reportera Lucia López Castillo fue baleada en su domicilio  la colonia Chapultepec, en Poza Rica, en lo que aparentemente fue un intento de asalto, su estado de salud se reporta como delicado.

Fue trasladada al Hospital Regional de Poza Rica por sus familiares, sin embargo les negaron el ingreso y fue internada en la clínica particular “Fausto Dávila”, en la colonia Cazones, en donde familiares esperan el apoyo de colegas y autoridades para poder absorber los gastos médicos.

El estado de salud de Lucia López Castillo, que fuera reportera de diversos medios de comunicación regionales y estatales, se reportó como delicado, toda vez que el disparo atravesó el riñón y dañó el intestino, además de que es paciente con diabetes.

El ataque a la reportera se registró en su vivienda en la esquina de las calles Zapote y Naranjo de la colonia Chapultepec hasta donde, de acuerdo a versiones de quienes atestiguaron el hecho, un hombre encapuchado intentó ingresar y disparó para posteriormente huir en un taxi con rumbo desconocido.

 

 

 

 

 

Misael Olmedo