En la implacable lucha del gobierno federal contra la corrupción que envuelve a Petróleos Mexicanos, su filial Compañía Mexicana de Exploraciones S.A. de C.V. (Comesa) permanece oculta, pero es propietaria de un cúmulo de demandas sin resolver en México y en el extranjero, por lo cual debería investigarse a sus socios tal y como se hizo con CFE, señaló Jesús Ruiz Trejo de Ypsilon Ingeniería.

En Veracruz no son pocas las compañías a las que COMESA dejó millonario adeudo plenamente documentado en juicios por demandas mercantiles y penales.

Ruíz Trejo, cabeza de un grupo de compañías que se consideran defraudadas, dijo que entre estas están Copsa S.A. de C.V., Grupo Ficoisa, Ypsilon Ingeniería S.A. de C.V. y un listado más de empresas que exigen al nuevo gobierno de Andrés Manuel López Obrador que intervenga para que se les paguen los adeudos millonarios que se tienen con más de 36 compañías afectadas.

Pemex, al través der COMESA, obtuvo bajo promesa de cumplimiento de contratos, trabajos de análisis de ingeniería, medición de suelos, proyectos, mecánica de suelos, perforaciones, detonaciones, bioanálisis y un sinfín de servicios por los que Pemex evitó demandas directas que concentró en COMESA.

En propiedades rurales ubicadas en las congregaciones de los municipios de Soledad de Doblado y Manlio Fabio en Veracruz, como es el caso de la congregación de Tenenexpan, COMESA detonó sin permiso de los terratenientes dinamita para investigación de yacimientos, lo que provocó que las cosechas de papaya, jitomate, chile, frijol, caña de azúcar y cedro se perdieran y la tierra quedara en deshuso al perder su fertilidad, por lo que el adeudo fue millonario y luego de dos décadas de demandas la filial de Pemex aun no paga, dejando mucha gente en la bancarrota.

El economista Darío Celis, dio a conocer en “Tiempo de Negocios” que “Un litigio más se le avecina a Pemex, cortesía de su filial Compañía Mexicana de Exploración (Comesa), que lleva Adán Oviedo, ante una nueva demanda por parte de un proveedor que reclama más de 32 millones de pesos por trabajos de mantenimiento a pozos petroleros en Poza Rica, Veracruz, realizados entre 2015 y 2016. Se trata del Grupo Fecoisa, de Alfonso Villarreal, mismo que ofrece servicios para obras de infraestructura y mantenimiento a empresas petroleras y de otros sectores y que demandó en el Tribunal Federal de Justicia Fiscal y Administrativa de la Ciudad de México por incumplimiento de pagos”.

“Lo insólito del asunto es que se sabe que Comesa ya cobró a Pemex el dinero por las obras en cuestión, además de que utiliza a la firma de outsourcing Manejo Integral de Consulta Empresarial (MICE), para triangular pagos a proveedores, lo que, de entrada, tendría que ser revisado tanto por el SAT, de Osvaldo Santín, como por la misma Función Pública, de Arely Gómez”.