Para finales de 2016, casi la mitad de la población del mundo, un 47%, usará Internet, lo que se traduice en que 3.500 millones de personas se conectan habitualmente.

La caída de los precios y el mayor despliegue de redes móviles ha ayudado a alcanzar este cifra. Para el año 2020, está previsto que el porcentaje de población conectada sea del 60%.

Según el informe de la Unión Internacional de Telecomunicaciones de las Naciones Unidas, un 80% de la población en países desarrollados tiene acceso a Internet. En contraste, un 40% lo tiene en los países en desarollo y solo un 15% está online en los países menos desarrollados.

En algunos de los países más pobres de África, esa cifra se reduce hasta el 10%, motivo por el cual compañías como Facebook, que viven exclusivamente online, quieren llevar el Internet a estas zonas menos favorecidas.

Corea del Sur sigue siendo el país con más personas conectadas, por segundo año consecutivo. Entre los 10 primeros, hay 7 países europeos y las tres grandes economías asiáticas (China, Japón y Corea del Sur).

La población que menos se conecta son mujeres, de avanzada edad, con poca educación, en áreas rurales y con pocos recursos. Aquellas zonas con menos acceso a Internet viven actualmente con niveles de penetración similares a los que había en los países desarrollados en 1998, según el estudio.

Con información de El Mundo