Considerado el hombre más fuerte del gobierno de Javier Duarte de Ochoa, con quien compartía el poder, Arturo Bermúdez Zurita, exsecretario de Seguridad Pública en el Estado, fue detenido la mañana de este viernes 3 de febrero e internado en el penal de Pacho Viejo, para que responda por los delitos de abuso de autoridad y enriquecimiento inexplicable. Cuando acudía a firmar en un juzgado ubicado a un costado del penal, Bermúdez fue sorprendido por un grupo de agentes ministeriales quienes, en cumplimiento de una orden de aprehensión, lo detuvieron, le leyeron sus derechos y lo recluyeron. En opinión de destacados abogados, los delitos que le imputan a Bermúdez no tienen la solidez suficiente para mantenerlo en prisión, por lo que pronto podría alcanzar su libertad, sin embargo, no se descarta que la Fiscalía del Estado le acumule otros, más delicados, que le impidan obtener su libertad a quien fuera poderoso funcionario duartista.